Los juegos de azar y casinos online son uno de los sectores que más dinero mueven en todo el mundo y es que, a nivel mundial, los ingresos del sector entre los años 2006 y 2015, según datos ofrecidos por el portal web Statista, aumentaron, paulatinamente, de los 99 mil millones de dólares a los 182 mil millones de dólares y las cifras van en aumento año tras año.

El éxito de este tipo de juegos en cada país depende especialmente de la regulación que haya sobre ellos. Cada región es la que impone sus propias normas sobre el juego de azar online e incluso hay países en los que está prohibido el uso online del juego, como es el caso de Chile, donde está prohibido utilizar el canal online para explotar juegos.

Aunque, bien es cierto, que en los últimos tiempos se está pidiendo en el país un cambio de regulación para que así la industria pueda recuperar los ingresos que ha ido perdiendo paulatinamente. Eso sí, por el momento, la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ), ha sostenido que aún no se ha tomado una decisión sobre si legislar o no el juego en línea.

Así que las tragamonedas en línea y los juegos de casino quedan, en estos momentos, en el limbo ya que el organismo ha apuntado que “para legislar sobre una nueva actividad, como es el juego en línea, primero es necesario tener una comprensión completa del fenómeno, de forma que su regulación y fiscalización sean efectivas y permita su adaptación a los evidentes cambios tecnológicos que podría afectar la forma de explotación”.

En el Congreso existe voluntad política para la regulación

Es por eso por lo que “se debe buscar un equilibrio entre su desarrollo económico, así como también su desarrollo sustentable, a través del cual se honre y asegure la confianza de los jugadores, se proteja a los menores de edad respecto de su enfrentamiento con el juego, así como los intereses de Estado relacionados con el pago de impuestos, implementar de manera eficiente políticas de prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo, entre otros valores permanentes que se deben resguardar y garantizar”, tal y como ha explicado la SCJ.

Lo que está claro es que en el Congreso existe voluntad política para que la regulación de los juegos de azar en línea sea una realidad y es que reunir dinero dinero para el fisco es una prioridad mundial hoy en día. Aunque claro, aún no se sabe si este proyecto de ley está cerca o no de ser aprobado, pues to que no se sabe la prioridad que presenta esto para los políticos de Chile.

¿Qué ocurrirá si este proyecto de ley se aprueba? Pues al igual que en los demás países en los que ha ocurrido, lo primero que ocurrirá es que se empezarán a cobrar impuestos para recolectar el dinero ganado. Además, las salas van a tener obligaciones más duras hacia los jugadores; es decir, todas las salas van a tener que estar inscritas y ser permitidas por la Superintendencia, haciendo así que el juego se restrinja mucho en el país”.

La regulación del juego online en otros países de Latinoamérica

En Latinoamérica, básicamente, cada país tiene su propia regulación sobre el juego online. Por ejemplo, Colombia fue el primer país en Sudamérica en regular el sector aunque su principal desafío, a pesar de tener una regulación establecida contando con 18 operadores de juego online autorizados, es mantener la actividad mediante la inclusión de nuevos juegos.

Por otra parte, Perú, aunque cuenta con un marco regulatorio de juegos presenciales ahora tiene el reto de aprobar la regulación del juego por Internet. Para ello es fundamental que el regulador tenga un papel protagonista en el proceso de regulación, puesto que conoce la realidad del mercado y tienen experiencia.

Argentina, por su parte, sigue evolucionando en la regulación del sector y ahora, el panorama regulatorio se divide en varias provincias que legislan de forma independiente los juegos de azar y lotería en cada una de sus respectivas jurisdicciones. La aprobación del Decreto 181 hizo que la provincia de Buenos Aires diera vía libre a las apuestas online. Este decreto, por ejemplo, completa la legislación de tragamonedas online y otros juegos de casino y también carreras de caballos y apuestas deportivas virtuales, que tan de moda están en la actualidad.

En Chile el caso, como ya hemos visto, es diferente. Por el momento, la Superintendencia, que es el organismo técnico que regula y fiscaliza los casinos de juego en Chile, está informándose, de forma permanente, sobre cómo se está desarrollando el juego online en otros mercados a nivel internacional para así analizar el impacto que una eventual apertura podría generar a nivel social versus los beneficios económicos y tributarios asociados a su desarrollo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí