Una Directiva Nacional del PPD marcada por el plebiscito del próximo 25 de octubre fue la que se realizó este mediodía, de manera telemática, con cerca de 100 militantes de todo el país –entre dirigentes, parlamentarios, alcaldes y concejales-, la cual estuvo encabezada por la mesa nacional que dirige Heraldo Muñoz, quien recalcó la importancia de centrar todos los esfuerzos en el desafío constitucional.

En su discurso inaugural, el excanciller dijo que “hoy Chile vive una crisis muy profunda producto de la incapacidad del gobierno de reaccionar frente a las movilizaciones del 18 de octubre, sumado a la incompetente y errática manera de manejar la pandemia del coronavirus. La única salida a esta crisis es el plebiscito del 25 de octubre, y por lo tanto la prioridad nacional es ganar con el Apruebo y escoger la Convención Constitucional (o Asamblea Constituyente) que nos permitirá redactar una nueva Constitución”.

Recordó que esta es una oportunidad histórica que no tuvieron los chilenos y chilenas en la redacción de las anteriores cartas fundamentales, y rememoró lo que fue el llamado Caupolicanazo el 27 de agosto de 1980, cuando en el Teatro Caupolicán el ex Presidente Eduardo Frei Montalva, en un recinto repleto de opositores a la dictadura, llamó a rechazar el plebiscito de ese año para ratificar la Carta Magna actualmente vigente y propuso una asamblea constituyente para redactarla.

40 años después, gracias al acuerdo del 15 de noviembre del año pasado, vamos a poder votar por esa asamblea constituyente si marcamos Convención Constitucional; es decir, vamos a poder hacer lo que propuso la oposición al dictador aquel 27 de agosto de 1980”, indicó.

Asimismo, rechazó a quienes han reclamado por la “hoja en blanco”, puntualizando que la verdadera hoja en blanco fue el 80, cuando se redactó una “Constitución en plena dictadura, sin partidos, con muerte y exilio, sin libertad de expresión”.

Definición política

En lo referido al debate político actual, el presidente del PPD recalcó que paralelo al proceso constitucional “debemos fortalecer nuestra izquierda socialdemócrata, marcar nuestro espacio progresista ante el asomo de algunos oportunistas, que miran las encuestas para redefinir en qué lugar del arco político están. Y el planteamiento que debiéramos hacernos es: ‘¿cuál es la socialdemocracia del siglo 21 que queremos representar?’ Yo creo somos una izquierda pluralista, comprometida con la democracia y los DDHH; que pretende superar el patriarcado; que cree en la diversidad y el desarrollo verde; que lucha contra la desigualdad; que se sustenta en la ciudadanía social y en la regulación del mercado; y que concibe un Estado activo, garante de derechos sociales universales”.

Nuestra opción no es la de aquella izquierda del siglo XX que sólo confía en el Estado, que limita el papel de la sociedad civil y relativiza la defensa de la democracia y los DDHH, según sea el caso. Esa no es la izquierda del Partido Por la Democracia. Tampoco somos los demagogos de los cambios milagrosos”, reafirmó, y agregó que se deben reconocer los avances logrados en los últimos 30 años en diversas áreas sociales.

Pero digámoslo claro y fuerte. Tampoco somos los nostálgicos de la ex-Concertación o de las páginas del pasado que algunos buscan revivir. No. Somos autocríticos de lo que no hicimos, de lo que hicimos mal, de lo que tuvimos temor de hacer, y de lo que no nos permitieron hacer. Nuestra opción no es mirar el pasado, (sino) es el futuro y los desafíos que tenemos por delante”, sostuvo el timonel PPD.

Candidaturas

Del mismo modo, Muñoz se refirió a los desafíos electorales, en particular la presidencial, que se han tomado el debate actual.

En ese sentido, planteó que “mucho se ha hablado recientemente, y de manera poco oportuna a mi juicio, del tema presidencial, pues no hay nada más prioritario que el plebiscito del 25 de octubre. Sin embargo, propongo que el partido elija un candidato o candidata propia después del plebiscito. Ese candidato o candidata será presentado a una primaria de la centroizquierda, donde puedan competir todos aquellos que compartan un proyecto de país, una visión común de futuro y de valores progresistas. Una primaria no puede ser sólo una competencia de rostros, sino que de ideas, y de las personas que encarnen esas ideas o propuestas programáticas”.

El exministro propuso crear una comisión paritaria que elabore un programa de futuro, de modo de concordar esas ideas que el candidata o candidato presidencial del PPD enarbolará.

Previo a ese programa, debiéramos tener un manifiesto de identidad progresista, no del PPD, sino de un relato del espacio de la izquierda socialdemócrata al que pertenecemos, con una visión alternativa del país, a compartir con otros partidos progresistas y con independientes”, afirmó.

Nuestra socialdemocracia debe reiterar su compromiso inclaudicable con la democracia, con los DDHH, con la justicia social, con los trabajadores y los más vulnerables, con la clase media, con la regulación del mercado, con un Estado que garantice derechos universales y bienestar para todos, con la redistribución del ingreso en un marco de crecimiento económico”, comentó.

También solicitó a la Directiva Nacional un voto político para que la lista de constituyentes del partido tenga un 50% de independiente, especialmente mujeres, “pero no nos perdamos. Antes de todo eso, antes de perfilar a nuestros candidatos y candidatas a concejales, a alcaldes, gobernadores regionales, constituyentes y a los cargos parlamentarios y el desafío presidencial, antes de todo eso, hay que ir a votar por el Apruebo y la Convención Constitucional, sin odio y sin temores. Por eso debemos subrayar la necesidad de un plebiscito seguro y participativo”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí