Pese a que él mismo lo había propuesto la semana pasada, ante la tajante negativa de diversas autoridades de Gobierno, este lunes el presidente del Servicio Electoral, Patricio Santamaría, terminó de cerrar la puerta a la posibilidad de que las personas con covid-19 puedan participar en el plebiscito, asegurando además que el Gobierno no va a patrocinar ninguna modificación en ese sentido a menos de 50 días del proceso eleccionario.

Incluso ayer domingo, al propio Santamaría señaló, en al línea de lo que ya había planteado el 27 de agosto, que no se podía “renunciar” por anticipado a esta idea y aseguró que si existe “voluntad, existe tiempo”.

Sin embargo, haciéndose eco finalmente de las opiniones contrarias desde Interior y Salud, este lunes, en entrevista con Radio Agricultura, aseguró que las personas contagiadas no podrán emitir su sufragio, dando fin a una idea en la que corrió prácticamente con colores propios ya que, según comentaron fuentes de La Moneda, la propuesta ni siquiera contaba con apoyo al interior del propio Consejo Directivo del Servel.

“La autoridad sanitaria ha dicho que ese día las personas que están en aislamiento o confinamiento no pueden salir de su lugar donde están cumpliendo el confinamiento, no van a poder desplazarse, lo que es razonable para que no sigan contagiando”, afirmó finalmente la autoridad electoral.

Así, justificó que, aunque desde el Servel se propuso una fórmula que buscaba para el Plebiscito del 25 de octubre habilitar el voto en el domicilio y a que personas instruidas como ministros de fe fueran a buscar el voto a los hogares de los pacientes con coronavirus, el Gobierno “se cerró a esta posibilidad”.

“Eso requería legislación, que como implica más gasto, debía dictarse por el Ejecutivo, y el Ejecutivo se cerró a esa posibilidad porque hoy se estima que estamos a 50 y tantos días del plebiscito y, por ende, el gobierno no va a patrocinar ninguna modificación en ese sentido”, explicó.

De esta forma, recalcó, las personas contagiadas “no van a poder votar”.

Detalló que ello “ocurre en todas las elecciones, siempre. Las personas que sufren un infarto, que están hospitalizadas, o que están en reposo absoluto, sin poder moverse, no pueden votar. No es que el Servel se los impida, aparecen en los padrones en sus respectivas mesas, pero no pueden llegar al lugar de votación que es lo que va a ocurrir ahora con la medida sanitaria que va a impedir que salgan de sus casas para emitir el derecho a sufragio”.

Por ello, Santamaría explicó que “en la situación actual, no existe la posibilidad de establecer un mecanismo que permita que personas que están privadas de libertad de circulación, por una situación de contagio que está en la Constitución, en relación al derecho y al derecho a la salud que está en la Constitución y que tiene que proteger el Estado, ellos al no poder desplazarse no van a poder votar”.

Finalmente, ante la propuesta de que los pacientes con Covid votaran vía correo, Santamaría explicó que esta opción se descartó porque los ciudadanos deben ir a dejar un sobre a la oficina postal, donde el funcionario de correos hace de ministro de fe.

Sin embargo, explicó que “hay menos oficinas de correos que oficinas de AFP. Las aglomeraciones que se hubiesen producido, el hecho de que tuviesen que circular, lo hacía imposible”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí