Cumpliendo estrictos protocolos sanitarios, se llevó a cabo una simbólica ceremonia militar realizada en dependencias del Regimiento N° 10 “Pudeto”, en la ciudad de Punta Arenas, distinguiendo a aquellos Soldados Conscriptos que extendieron su Servicio Militar a causa de la Emergencia Sanitaria.

La actividad fue encabezada por el Teniente Coronel Carlos Parra, comandante de la unidad militar, quién destacó el inmenso compromiso de los soldados en la presente coyuntura, así como también “las virtudes militares que han llevado a cabo con sus tareas diarias en apoyo a la ciudadanía, cumpliendo con la Patria en este histórico proceso”.

La entrega del distintivo fue recibido con emoción por muchos de los soldados, quienes en su gran mayoría provienen de otras zonas del país, encontrándose desempeñando importantes tareas de apoyo a la comunidad en las lejanas tierras australes.

Para la cabo 2° conscripto Tania Herrera esta instancia “representa un profundo honor, superando las pruebas que pone la vida militar y siempre contando con el apoyo de la familia, cumpliendo el sueño de servir en el Ejército de Chile”.

De igual manera, el cabo 1° conscripto Luis Rivera señaló que “estoy profundamente orgulloso, esto es un símbolo profundamente significativo que representa mucho sacrificio y cumplir nuestro juramento con la Patria, espero poder seguir en la Institución sirviendo a Chile, sobre todo en estas duras circunstancias en donde mi familia desde la distancia siempre me envía fuerzas para seguir adelante”.

El Comandante del Batallón de Infantería Motorizado Liviano N° 10 “Pudeto”, mayor Emilio Seitz, señaló que “la muestra de compromiso de estos jóvenes con la Patria es realmente admirable, marcando un ejemplo de entrega y servicio que es un ejemplo para sus pares, mostrando la esencia de los Soldados Australes que han marcado la historia de la Región de Magallanes y la Antártica Chilena”.

El Ejército de Chile estableció un reconocimiento a aquellos soldados conscriptos que han desempeñado labores en el actual contexto, materializandose en un distintivo especial que unirá a estas mujeres y hombres en uno de los capítulos de nuestra historia que ha exigido entrega, compromiso y sacrificio por parte de los diferentes Servidores que componen las diferentes fuerzas de tareas desplegadas en todo Chile.

El distintivo se compone de una bandera nacional, el año 2020 y dos manos abiertas, las cuales representan el compromiso y entrega por parte de los soldados que realizan su Servicio Militar en el actual contexto de pandemia, efectuando labores de apoyo a la comunidad enmarcados dentro del área de misión institucional de Emergencia Nacional y Protección Civil, cumpliendo con dedicación las diferentes labores encomendadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí