WELLINGTON, Nueva Zelanda (AP) — Nueva Zelanda sufre una oleada sin precedentes de ciberataques, dirigidos contra entidades desde el mercado de valores al servicio meteorológico, según el ministro de Justicia del país.

Identificar a los responsables de los ataques de las últimas semanas sería extremadamente difícil porque los ataques de negación de servicio se realizan a través de miles de computadoras, explicó el ministro, Andrew Little, en una entrevista el miércoles con The Associated Press.

Una línea de investigación son los correos enviados a personas de algunas de las organizaciones atacadas exigiendo un rescate a cambio de detener los ataques, dijo Little. La recomendación oficial es no pagar nunca un rescate.

Little dijo que le habían indicado que el volumen de datos utilizado por los agresores no tenía precedentes. La agencia neozelandesa de espionaje exterior, la Oficina Gubernamental de Seguridad de Comunicaciones, asistía en la investigación y trabajaba para proteger a las empresas atacadas en lo que parecía parte de una campaña global.

La semana pasada, los ataques paralizaron las operaciones de bolsa durante varias horas cada vez en cuatro días distintos. La compañía privada NZX, que gestiona la bolsa, dijo que había suspendido las operaciones para mantener la integridad del mercado porque los ataques le impedían publicar información sobre las empresas cotizadas.

Los agresores encontraron vulnerabilidades en las operaciones del mercado bursátil, dijo Little.

“Eso les motivó para continuar el ataque, y apuntaron a otras organizaciones también”, dijo.

Uno de los blancos fue el banco TSB, que se vio afectado el martes. La directora general, Donna Cooper, dijo que el ataque había afectado a algunos de sus servicios, pero que tenía un plan para gestionar la crisis y el banco seguía siendo seguro.

Otro banco, Westpac, dijo haber repelido con éxito un ataque dos semanas antes y que no había sufrido nuevas agresiones desde entonces. Las organizaciones de medios Stuff y RNZ dijeron haber rechazado ataques durante el fin de semana.

La agencia meteorológica MetService también fue atacada durante esta semana y cambió su web a una versión más sencilla para mantenerse en línea.

NZX señaló que, pese a sufrir más ataques a su web, por el momento la cotización había continuado sin interrupciones esta semana.

“Especialistas independientes han indicado a NZX que los ataques de la semana pasada están entre los mayores, más sofisticados y con más recursos que han visto nunca en Nueva Zelanda”, indicó en un comunicado el director general, Mark Peterson.

Little dijo que los ataques eran un toque de atención para todas las organizaciones con sitios web para clientes. El ministro señaló que sólo unas pocas organizaciones habían sido atacadas a la vez y que la mayoría habían podido repeler los ataques, lo que le daba confianza en que el país podría superarlos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí