El gasto público trimestral de Noruega superó los ingresos generales del gobierno por primera vez en 25 años. Ocurrió durante los tres meses de abril a junio, revela el instituto estadístico del país escandinavo (Statistics Norway, SSB). Noruega ha tenido que salir en ayuda de sus nacionales por efecto de la pandemia.

Ministro de Finanzas Jan Tore Sanner.

El inusual déficit, equivalente a 83 mil millones de coronas noruegas (8,7 mil millones de euros), es el efecto de la emergencia del coronavirus que provocó una fuerte caída de los ingresos fiscales y del precio del crudo, principal producto de exportación de Noruega. mientras que el gasto aumentó para apoyar la economía.

“Los dividendos del Fondo Soberano y las empresas estatales han disminuido, además de que los ingresos del gobierno por participaciones en la propiedad de la industria petrolera se han reducido drásticamente”, explica el instituto de estadística.
 Noruega tiene en su Fondo Soberano, alimentado a lo largo de los años por el producto de las concesiones para la explotación de campos petroleros, una de las certezas financieras más inquebrantables. Sin embargo, incluso Norges Bank tuvo que lidiar con la presión del mercado en la primera mitad del año, descontando una pérdida de 18 mil millones de euros.

El principal responsable de este déficit es el colapso del precio del petróleo, que en las primeras etapas de la pandemia, gracias a un exceso de oferta y la reticencia de la OPEP a los recortes de producción, se había deslizado dramáticamente hacia un terreno negativo. El Fondo, que con 1.200 millones de dólares gestionados es el más grande del mundo, está experimentando un cambio a la cabeza con la llegada de Nicolai Tangen.

No fue una transición fácil: dados sus intereses financieros en la City de Londres, se produjo un caso político que involucró al Parlamento y finalmente lo llevó a vender sus acciones a una fundación benéfica para aterrizar allí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí