El urgente establecimiento de una mesa de trabajo entre la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) y el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, que concluya con la elaboración de protocolos para prevenir y sancionar todo tipo de violencia contra la mujer en esta actividad, plantearon las senadoras Ximena Rincón y Marcela Sabat, tras reunirse con el presidente del ente rector del fútbol profesional, Pablo Milad.

Lo anterior a propósito del mediático caso del futbolista de Colo Colo, Leonardo Valencia, por lo que las parlamentarias sostuvieron que el balompié rentado debe adecuarse a los nuevos tiempos y establecer políticas claras para prevenir y sancionar no sólo casos de violencia intrafamiliar, sino que toda acción o conducta que cause daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado.

Claramente en Chile y gran parte del mundo, el fútbol, n tiene un resabio machista muy fuerte, que debe enfrentarse y ello parte porque la ANFP, previa mesa de trabajo con el Ministerio de la Mujer, establezca protocolos estrictos en materia de violencia de género para educar, para prevenir y sancionar esta realidad, lo que sera un paso muy importante para el país dado el efecto imititativo que generan los futbolistas”, aseguró Sabat.

A su vez, para Rincón el futbol debe contribuir a un cambio cultural que prevenga la violencia de género y, finalmente la erradique.

No es un tema fácil, pero hay que comenzar y confiamos en que Pablo Milad tome esta bandera, porque no sólo tendremos un mejor fútbol, sino que habremos dado un paso gigante para tener un mejor país.  Por eso recalcamos la necesidad de protocolos en la ANFP y en cada club”, sostuvo la legisladora DC.

Propuestas

Las senadoras coincidieron en que la violencia física es solo una arista de la violencia de género en el fútbol, donde -aseguraron- hay una brecha salarial brutal. De hecho, la industria futbolística genera más de 500 mil millones de dólares cada año, pero un 49% de las jugadoras de fútbol profesional no recibe salario y un 87 por ciento finaliza su carrera deportiva antes de los 25 años.

Por ello, Rincón y Sabat propusieron que a nivel de selecciones, haya  equiparidad de trato y premios, ya que en la actualidad la selección adulta masculina recibe premios estratosféricos comparados con los de la selección adulta femenina, además de alojarse en hoteles cinco estrellas, lo que rara vez ocurre con su similar femenina.

Asimismo, sostuvieron que desde la infancia, hombres y mujeres deben ser tratados como iguales, por lo que plantearon que en el futbol formativo las series menores hasta Sub 12 sean mixtas y con equidad de género en cancha.

Si esta medida se implementa, desde pequeños los niños verán a la mujer como un par a respetar y se estará dando un paso enorme para el futuro y, además, habrá réditos en los deportivo. Estados Unidos, que es la principal potencia mundial en el fútbol femenino, aplica desde hace décadas esta medida”, concluyeron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí