Con dureza ha reaccionado el mundo político ante la postura del Gobierno y un sector de la UDI que ha cuestionado la posibilidad de que se pueda efectuar las elección de gobernadores regionales en abril próximo -en conjunto con los sufragios municipales-, mostrando su preferencia para que dicho acto electoral se desarrolle en conjunto con la presidencial fijada para el 21 de noviembre, esto es siete meses después de la fecha originalmente programada, ya que, en su opinión, en ese período de aplazamiento “perfectamente se puede seguir trabajando en competencias y atribuciones para los futuros gobiernos regionales“.

Eso si, poniéndose el parche antes de la herida, tras precisar que para llevar adelante dicha opción, se requiere un consenso parlamentario, y que la idea de la postergación apunta a que los gobernadores electos puedan asumir sus cargos “empoderados”, con plena disponibilidad de sus atribuciones, parte de las cuales aún se discuten en el Congreso y que motivan a esta propuesta de postergación .

Lo anterior luego que durante los últimos días hubieran crecido las voces críticas tanto en la oposición como en el oficialismo rechazando la propuesta, llegando a difundir una carta abierta en ese sentido, firmada por 19 parlamentarios de la Bancada Regionalista.

Oposición en contra de dilatar la elección

Así, el fin de semana la diputada y vicepresidenta de la DC, Joanna Pérez, señaló que “no aceptaremos cambios en el cronograma que ya se inició, no hay piso para aquello. Llamo al gobierno a respetar la ley, sin apelar a excusa alguna. El gobierno, por lo demás, está absolutamente al debe en descentralización y los ciudadanos deben saberlo”, añadiendo que el Ejecutivo debía “cumplir con lo prometido desde el año pasado en materia de descentralización, comenzando por la ley de rentas regionales”.

Poco después, el senador Ricardo Lagos Weber afirmó que la postura del Ejecutivo “no parece ser una buena idea“, añadiendo que “se debe seguir adelante con el proceso de regionalización y descentralización”.

En ese punto explicó que “ha costado mucho llegar a este punto, y ahora, espero que el Gobierno ponga el pie en el acelerador (…) perfectamente se puede seguir trabajando en competencias y atribuciones para los futuros gobiernos regionales, pero no podemos continuar deteniendo el proceso”.

Elección de gobernadores ya

Lo anticipado por los parlamentarios opositores quedó finalmente consignado en una carta difundida ayer y firmada por 19 senadores del oficialismo y la oposición, en la cual señalan que sus votos “no estarán disponibles” para postergar las elecciones de gobernadores regionales.

Es así que en la misiva, “los senadores abajo firmantes reiteramos una vez más que nuestros votos no estarán disponibles para postergar la elección de gobernadores regionales, la que de acuerdo con las leyes y normativa vigente se realizará en abril de 2021”.

La carta cuenta con las firmas de 14 senadores de oposición y 5 del oficialismo, pertenecientes a la “Bancada Regionalista“: Adriana Muñoz (PPD), Ximena Rincón (DC), Carolina Goic (DC), Isabel Allende (PS), Ximena Órdenes (PPD), Marcela Sabat (RN), Jorge Pizarro (DC), Ricardo Lagos Weber (PPD), José Miguel Insulza (PS), Jorge Soria (PPD), Francisco Huenchumilla (DC), Juan Castro (RN), Juan Ignacio Latorre (RD), Alfonso de Urresti (PS), Manuel José Ossandón (pro RN), David Sandoval (UDI), Francisco Chahuán (RN), Felipe Harboe (PPD) y Alejandro Guillier (IND.).

Reiteraron en la declaración su “disposición de colaboración manifestada con propuestas concretas en la Mesa Técnica que convocó el Gobierno cuyos resultados se entregaron en octubre del 2019, y en proyectos de ley presentados en el Congreso, junto a innumerables reuniones y propuestas formales que hemos entregado a los distintos ministros de Interior y Hacienda de esta administración, para avanzar en la implementación de la nueva institucionalidad regional, en la transferencia de competencias y en una ley de rentas regionales”.

Por ello recalcaron su “total disposición a despachar todas las leyes que sea necesario aprobar en favor del proceso de regionalización y descentralización en curso. Y animamos al gobierno del Presidente Piñera a presentar y tramitar cuanto antes los reglamentos y leyes lamentablemente pendientes“.

Gobierno abierto a discutir la idea (o contra la pared)

Este miércoles, el Gobierno apuntó a tratar de acercar posiciones. Fue así que Cristián Monckeberg, ministro de la Secretaría General de la Presidencia declaró a primera hora en una entrevista en Radio Agricultura que “estamos viendo la posibilidad de aplazar unos meses, hacerla coincidir con la elección presidencial para poder tener todo en orden“, haciendo hincapié en que para tomar una decisión en ese sentido “depende del Congreso si existe consenso en esta materia”.

En todo caso, tratando de atajar parte de las dudas de los opositores a la medida, afirmó que “hay un compromiso de llevar adelante un proceso de descentralización de todas maneras. Es un proceso de regionalización inédito“.

Su postura fue profundizada durante la mañana por el subsecretario de la cartera, Juan José Ossa, quien explicó que “como Gobierno estamos plenamente comprometidos con la descentralización. Por lo mismo, cualquier iniciativa que diga relación con la postergación de la elección de gobernadores busca justamente eso: que su entrada en vigencia genere un efecto real de descentralización”.

Añadió en este punto que ” cualquier iniciativa de este tipo va a ir de la mano de un acuerdo con los parlamentarios, con la clase política y particularmente con aquellos que son representantes de regiones en el parlamento. Nuestro compromiso en consecuencia es que cualquier postergación de la elección de gobernadores va a ir también de la mano de otras iniciativas que les permitan iniciar sus labores verdaderamente empoderados“.

Haciendo una síntesis de la evolución de la postura de La Moneda, sería el turno del ministro vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, quien durante las primeras horas de la tarde de este miércoles recalcó que en el Ejecutivo “queremos que la elección de gobernadores se haga y se haga bien, en donde esas competencias que van a tener los gobernadores realmente van a poder ocuparlas que no sea una figura en que no tenga realmente la posibilidad de cambiar los destinos de sus regiones, de lo contrario sería una gran decepción para las mismas regiones”.

Como las restantes autoridades, acotó que “obviamente, es una reforma que tiene que pasar por el Congreso (…) Algunos están diciendo que, en vez de que se haga en abril se haga a finales del próximo año, es decir, en noviembre, pero nadie hasta ahora que yo haya escuchado está diciendo que se suspenda definitivamente, sino que se haga en noviembre de manera de poder tener listo ya el traspaso de competencias y algunos otros temas complementarios”.

En relación a la carta de los 19 senadores de la Bancada Regionalista, Bellolio consideró que “es perfectamente legítima” y recordó que “para que se apruebe esta modificación requiere de la mayoría del Congreso, entiendo que hay senadores y diputados que están en esa línea y otros que puedan estar legítimamente en una línea contraria; al Gobierno le interesa que haya mayor descentralización y que la elección de los gobernadores se haga, pero se haga con las verdaderas competencias que signifique cambiar los destinos de las regiones“, subrayando que, independiente de la fecha en que se efectúen estos comicios, el “Gobierno está comprometido con que esto se lleve a cabo“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí