El director nacional de Greenpeace, Matías Asun, manifestó su molestia y decepción por la decisión del Gobierno de no firmar el Acuerdo de Escazú, afirmando de paso que con esta determinación se demuestra que los temas medioambientales no son prioridad para el Ejecutivo.

Estamos sorprendidos y decepcionados por el anuncio hecho, a través del canciller, respecto de que el Gobierno no firmará el Acuerdo de Escazú”, sostuvo Asun.

En ese sentido, explicó que es una contradicción “para un Gobierno que iba a ser sede de la COP25 y que hoy sigue presidiendo la instancia internacional más importante en materia medioambiental del planeta”.

El director de Greenpeace Chile sostiene que la decisión del Gobierno de no ratificar el acuerdo solo demuestra que “los temas medioambientales nunca han sido su prioridad y que la transparencia, el acceso a la información y el cuidado de derecho del medioambiente siguen debajo de la prioridad en los negocios”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí