El general director de Carabineros, Mario Rozas, cerró filas este sábado a favor de los siete generales del alto mando de la institución que están siendo investigados por Contraloría debido a sus actuaciones en hecho ocurridos en el marco del estallido social, en el periodo comprendido entre el 18 de octubre y 31 de diciembre.

Cada uno de los generales cuentan con mi irrestricto apoyo y respaldo. Por algo están en sus cargos. Respeto y acato las facultades de la Contraloría, pero también pido que se respeten las nuestras, sobre la base de nuestra Constitución, ley orgánica, leyes y reglamentos”, sostiene el alto oficial de la institución policial en conversación con El Mercurio.

En ese sentido, explicó que “los generales tienen responsabilidades estratégicas, no operativas, y eso debe entenderse así”.

Hay que recordar que la Contraloría formuló cargos en contra de siete generales activos, argumentando para ello que “no habrían garantizado el cumplimiento de los ‘protocolos del uso de la fuerza’ contenidos en los manuales internos que operaban hasta esa fecha”.

Los generales afectados con Ricardo Yáñez Reveco, director Nacional de Orden y Seguridad; los generales inspectores Jorge Valenzuela Hernández, director Nacional de Apoyo a las Operaciones Policiales y Mauricio Rodríguez Rodríguez, jefe de la Zona Metropolitana, a los que se suman también Enrique Bassaletti Riess, jefe de Zona Santiago Este; Enrique Monrás Álvarez, jefe Zona Santiago Oeste; Hugo Zenteno Vásquez, jefe V Zona Valparaíso y Jean Camus Dávila, director de Logística.

También consignar que ayer, el general Rozas sostuvo una videoconferencia con unos 40 generales para analizar la situación del ente contralor, ocasión en que se indicó que la acción es innecesaria debido a que las actuaciones policiales ocurridas tras el estallido social se están investigando y ya hay cerca de 1.200 sumario como también los procesos que lleva a cabo el Ministerio Público.

En ese sentido, el general director de Carabineros sostiene que “en Carabineros de Chile, la llamada responsabilidad de mando es la responsabilidad jerárquica que nace de la Ley de Bases de la Administración Pública, así se definió y dejó establecido dentro del derecho administrativo y en nuestra reglamentación. Entonces no se entiende esta arremetida en contra de algunos integrantes del mando institucional”.

Somos carabineros, pero también somos ciudadanos que hemos visto a nuestros compañeros heridos, insultados, golpeados, amenazados y cuestionados por hacer A o hacer B. Carabineros es una institución permanente y fundamental de la República, y ya llegó la hora de que entre todos cuidemos nuestra institucionalidad”, mencionó.

Rozas también se refiere a los cuestionamientos que se han hecho a los procedimientos policiales, indicando que “hemos aprendido de las equivocaciones. Hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance para mejorar lo que se deba mejorar. Estamos, además, en pleno proceso de modernización institucional. Pero este permanente tironeo a quienes estamos en este difícil rol no contribuye al necesario respaldo que se requiere para esta complejísima función policial”.

Les dije a los generales que no podemos permitir que los intentos de afectar la autoestima institucional inhiba nuestras acciones. Tengo la tranquilidad de que eso no ocurrirá, porque conozco quienes forman a Carabineros y sé que sabrán actuar de manera prudente, pero no inhibida”, afirma Rozas en relación a la reunión sostenida el viernes con los oficiales del alto mando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí