Era un proceso en desarrollo desde antes de la pandemia y que tomó más fuerza en el momento en que se implementaron cuarentenas en el país y las personas se vieron imposibilitadas de realizar trámites. Arriendos de viviendas, documentos laborales, y salvoconductos, son sólo un ejemplo de todo lo que es posible realizar.

Cuesta creer que aún no podamos realizar todos los trámites online y que sigamos viendo a diario largas filas en notarias o bancos, de personas que deben asistir presencialmente a firmar algún documento. Mucho más cuando la pandemia del Coronavirus ha impulsado una gran transformación tecnológica en el país y en el mundo.

Sin embargo, pese a que aún falta mucho, hemos avanzado notoriamente y en este 2020 ya es posible realizar varias diligencias de manera completamente online, incluyendo la aprobación de diferentes documentos, gracias a la firma virtual.

Pero ¿qué trámites es posible realizar hoy a través de este formato? Christian Rodiek, socio fundador de la empresa FirmaVirtual señala que hoy sólo es factible concretar gestiones con documentos privados y no públicos, ya que la legislación aún no se abre a esa opción. Sin embargo, es mucho lo que se puede ejecutar gracias a esta tecnología, lo que junto con facilitar la vida de las personas, también ayuda a evitar aglomeraciones y los contagios.

El experto señala cuáles son los 5 trámites más requeridos que hoy es posible dar validez a través de la firma virtual:

  1. Inmobiliarios: Es el sector más beneficiado con esta funcionalidad, puesto que se vieron muy perjudicados con las cuarentenas y gracias a la posibilidad de realizar contratos de arriendos, promesas de compra-venta y otras gestiones relacionadas, pudieron repuntar el negocio en esta pandemia.
  2. Laborales: Gran parte de los trámites laborales es posible realizados con firma virtual, como por ejemplo contratos, certificados, finiquitos (solo que el trabajador debe firmar presencialmente) y otros.
  3. Salvoconductos: Estos son requeridos, por ejemplo, para mudanzas.
  4. Declaraciones juradas: Éstas se realizan para declarar ingresos, por ejemplo para obtener créditos universitarios.
  5. Poderes simples: Éstos son requeridos en distintas áreas, por ejemplo cuando un abogado representa la gestión de su cliente, un contador realiza tramitaciones de otro en el Servicio de Impuestos internos, en la Tesorería.

“Hoy existen limitaciones con los documentos públicos, puesto que no es posible realizar a través de firma virtual, escrituras públicas para la compra de inmuebles, modificaciones de sociedades. Sin embargo, en el ámbito de los documentos privados hay mucho por hacer aún, ya que cualquier contrato comercial se puede realizar de esta forma”.

Christian Rodiek señala además que muchos documentos aún requieren una protocolización o certificación notarial, un servicio que su empresa también presta, todo pensando en que las personas no tengan que salir de sus casas u oficinas, para realizar la gestión.

“Nuestros clientes nos hacen llegar los documentos que necesitan, con la identificación de las personas, que puede ser a través de la cédula de identidad y para las empresas, se les agrega además el E-Rut o un comprobante que indica que es el representante legal de la empresa. Esos documentos los subimos a una plataforma, los involucrados firman online, sin tener que instalar ningún programa, sino directo en la nube y ellos dibujan su firma o toman una fotografía y la suben. Estos documentos firmados de manera online no tienen ninguna diferenciación y todo dependerá del trámite, para elegir si luego requiere protocolizar o certificar”, agrega el profesional.

¿La diferencia? Documentos como contratos laborales de chilenos, prestación de servicios, contratos comerciales, pueden sólo certificarse. Promesas de compraventa de inmuebles, de vehículos y contratos para extranjeros, requieren protocolización.

La firma virtual es legal desde el año 2002, según la ley 19.799 sobre Documentos Electrónicos, Firma Electrónica y Servicios de Certificación de dicha Firma. Actualmente, el trámite que requiere luego de una notaría demora alrededor de 24 horas (todo realizado por la empresa) y sin notaría puede estar listo en 10 a 15 minutos.

Para más información y conocer el funcionamiento de este servicio, puedes ingresar a www.firmavirtual.legal

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí