Hasta La Moneda llegó el consejo directivo del Consejo para la Transparencia para reunirse con el ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg, con el fin de abordar mejoras “de orden legislativo” en el Gobierno Corporativo de la Institución, que el último tiempo se ha visto afectada por varios hechos poco claros en la gestión de su anterior presidente, Marcelo Drago, que derivaron en la apertura de una investigación interna ordenada el 2 de julio por otros consejeros del organismo, y el informe de la Contraloría General de la República hecho público a finales de agosto que detectó numerosas irregularidades en dicho período.

La actual directiva, encabezada por Jorge Jaraquemada, en medio de este fuerte golpe en contra de la entidad -encargada justamente de la rendición de cuentas y el control social, garantizar el derecho de acceso a la información pública, la transparencia y la protección de datos personales- se ha visto obligada a efectuar un intenso control de daños, dentro de lo que se enmarca en reflotar y dar urgencia a una serie de medidas destinadas a mejorar la transparencia de su accionar y optimizar su gobierno corporativo. En ese marco, la propia entidad pidió reunirse con la Segpres para explicar este proceso de cambios institucionales y de Gobierno Corporativo y pedir al Gobierno acelerarlos en los pasos que le corresponden.

El Gobierno, en tanto, recalcó a través del ministro en este escenario “el respaldo más absoluto a esa labor que han realizado, porque eso nos permite tener una mejor función pública y eso permite a los ciudadanos poder conocer y saber e interiorizarse de lo que ocurre en el sector público”. Sin embargo, también puso énfasis en que buscará en el Congreso mejorar sus institucionalidad y funcionamiento.

Mejoras en el Consejo

Tras la reunión, Jaraquemada, acompañado por los consejeros Gloria de la Fuente y Francisco Javier Leturia, señaló que “creemos que Chile necesita entregar mucha más confianza a su ciudadanía. El propio Consejo ha vivido ciertas vicisitudes que ponen en jaque esa situación“, precisando que, por ello, “más allá de las medidas correctivas y preventivas que nosotros hemos estado adoptando en aras de un fortalecimiento institucional de nuestra corporación, le hemos planteado al ministro que sería muy interesante avanzar en algunas cuestiones de orden legislativo que tienen que ver con el gobierno corporativo del Consejo“.

Entre las medidas planteadas por Jaraquemada se cuentan:

– Establecer ciertos requisitos al perfil de aquellas personas que son propuestas para ser consejeros.

Dar participación en audiencias a la sociedad civil antes de su nombramiento.

– Que los consejeros, o al menos su presidente, tengan dedicación exclusiva en el cargo.

Establecer algunas inhabilidades tanto en el ejercicio del cargo de consejero como inhabilidades de salida en el post empleo.

– Establecer algunas cuestiones de orden práctico respecto a la permanencia de los consejeros mientras no sean designados los siguientes, y como establecer suplencias en el cargo.

“Todas estas medidas apuntan a hacernos cargo de ciertos temas que han estado en la palestra pública recientemente y que creo que podrían complementar eficazmente aquellas medidas preventivas y correctivas que el Consejo ha ido adoptando en los últimos meses” acotó el alto directivo.

Gobierno respalda, pero…

Por su parte, el ministro Monckeberg hizo una fuerte defensa del papel del Consejo en la mejora de los índices de transparencia, ya que “eso ha permitido que haya menos corrupción, más acceso a la información y que efectivamente la función pública se lleve adelante de buena manera”, recalcado que esa gestión “ha sido positiva y ha sido buena para el país”.

El titular de la Segpres hizo hincapié en que “el Consejo lo ha hecho bien, más allá de las vicisitudes y problemas que puedan surgir con algunos de sus integrantes como a cualquiera institución u organización le puede ocurrir. Y por lo mismo el respaldo -dentro de la independencia que corresponde- desde el Gobierno por la labor que se ha realizado no solo ahora, sino que en todos estos años en que hemos ido generando una institucionalidad que a nuestro juicio, y en esto creo representar transversalmente opiniones, ha sido positiva para el país, ha sido muy muy positiva”.

Sin embargo, el secretario de Estado precisó además que “existen proyectos de ley que mejoran la Ley de Transparencia”, entre ellos un proyecto de Ley de Integridad Pública, y otras normativas relacionadas con el Gobierno Corporativo.

Por ello aseguró “que vamos a poner el acelerador en alguna discusión inmediata y, evidentemente, vamos a evaluar con mucha detención la posibilidad de llevar al Congreso -y eso ya está resuelto- una mejora en la institucionalidad y en el funcionamiento del Consejo, precisamente para avanzar en estas situaciones que hoy día han complejizado o complicado el actuar, y ha hecho que algunos funcionarios del Consejo tengan que salir producto de lo que ha ocurrido”.

Concluyó diciendo que “por lo mismo, el compromiso del Gobierno con el Consejo, pero principalmente con la agenda en materia de transparencia, acceso a la información, lobby, 100% de la mano de seguirla impulsando, perfeccionando y mejorando”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí