La presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), atribuyó a un “error computacional” los pagos excesivos a 53 personas -42 funcionarios vigentes y 11 retirados- de la corporación por una suma superior a los 208 millones de pesos, y consideró que “no es ningún escándalo”.

Dicha situación fue revelada por un análisis efectuado por el Departamento de Finanzas y la Unidad de Auditoría Interna del Senado, al cual dio cuenta del “problema que causó el pago en exceso, tanto en sueldos líquidos como de impuesto a la renta, de 42 funcionarios”.

Ante dicho informe y el revuelo que causó, la senadora Muñoz afirmó que “eso no es ningún escándalo, como lo ha querido instalar la prensa. Fue un error computacional de una empresa que hizo un mal cálculo. Los funcionarios no tienen ninguna responsabilidad en esto”.

La parlamentaria por la Región de Coquimbo señaló que “siempre que ha habido un error y hay un aumento que no corresponde en el pago de sueldos, por cierto, se tiene que hacer el mecanismo de restitución”, recalcando la nula responsabilidad de los funcionarios en el asunto.

Indicó también que “tenemos una mesa de trabajo nosotros junto con los funcionarios para analizar todo el impacto que va a tener sobre ellos estas modificaciones que hay que hacer a raíz de la auditoría que ha hecho esta consultora”.

El cuestionado secretario del Senado, Raúl Guzmán, manifestó por su parte que el problema se detectó en medio del proceso de modernización interna de la Corporación. En dicho proceso, el pago de los sueldos pasó de la “unidad de finanzas” a la “unidad de personas”.

La mencionada auditoría arrojó pagos excesivos a 53 personas por un monto total de $208.913.576 entre enero de 2017 y febrero de 2020.

La auditoría, efectuada bajo la anterior presidencia de Jaime Quintana, profundizó en este punto señalando que “en la práctica, para evitar una merma en el sueldo líquido de 42 funcionarios, se estableció un pago adicional para cubrir los tributos, lo que les permitir la remuneración completa fuera de impuestos. La dificultad estuvo en que se sobrestimó el impuesto, por lo que se produjo un margen a favor”.

Por ello, se instruyó “un sumario administrativo para determinar y/o descartar responsabilidades administrativas. Y se elevó una propuesta de modificación al reglamento de personal, para entregar al jefe de servicio la facultad de otorgar, por razones fundadas, facilidades de pago para el reintegro de pagos percibidos en el exceso”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí