China se incorporó este viernes a la nueva era y publicó su “Libro Blanco” sobre la participación de sus fuerzas armadas en las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas (ONU).

El documento, titulado “Las Fuerzas Armadas de China: 30 años de operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU“, fue publicado por la Oficina de Información del Consejo de Estado, el gabinete del país.

De acuerdo a lo que consigna la agencia china de noticias Xinhua en base al documento, las fuerzas armadas de China se han convertido en una fuerza clave en las operaciones del organismo internacional en este campo durante las últimas tres décadas.

El personal chino ha estado en más de 20 países y regiones, entre ellos Camboya, la República Democrática del Congo, Liberia, Sudán, Líbano, Chipre, Sudán del Sur, Malí y la República Centroafricana.

El libro blanco señala que las “fuerzas armadas chinas han realizado enormes contribuciones a la facilitación de la solución pacífica de controversias y la salvaguardia de la seguridad y la estabilidad regionales, así como a la promoción del desarrollo socioeconómico de estas naciones”.

China ha implementado fielmente los compromisos que asumió en la cumbre de la ONU sobre mantenimiento de la paz, con acciones que incluyen el establecimiento de una fuerza de reserva de mantenimiento de la paz, el envío de más tropas de apoyo a las operaciones de la ONU, así como ayudar a capacitar al personal de pacificación extranjero y proporcionar asistencia militar gratuita a la Unión Africana, refiere el documento.

El libro blanco detalla que las fuerzas armadas de China han colaborado en el mantenimiento de la paz con más de 90 países y diez organizaciones internacionales y regionales.

La Nueva Era China coloca en relieve la “construcción de un país socialista moderno” encaminado a la “edificación de una defensa nacional fortificada con un poderoso ejército”: “el mundo hoy experimenta cambios profundos no vistos en un siglo” cuando la “globalización económica, la sociedad de la información y la diversificación cultural se desarrollan en un cada vez más mundo multipolar”, por lo que “paz, desarrollo y cooperación ganar-ganar permanecen como las tendencias irreversibles de los tiempos”, sin soslayar los “prominentes factores desestabilizadores y las incertidumbres en la seguridad internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí