Como era de esperar este sábado el gobierno de Pekín respondió a EEUU señalando que China instauró el sábado un mecanismo que le permitiría sancionar a empresas extranjeras, un paso más en la guerra tecnológica con Estados Unidos un día después de que Washington tomara medidas contra las populares aplicaciones chinas TikTok y WeChat.

La lista china “de entidades no confiables” -de las que los nombres de empresas extranjeras no fueron revelados- comprende posibles sanciones que van desde multas a la restricción de actividades o de entrada de material y de personal en China, reseña un cable de AP.

Su entrada en vigor se ve como una respuesta a la lista similar que Washington instauró para excluir al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei del mercado estadounidense y a las acciones contra las aplicaciones TikTok y WeChat.

REPRESALIAS EN CURSO

La lista fue anunciada justo un día después de que el Departamento de Comercio de Estados Unidos aumentara la presión al ordenar la prohibición de las descargas de la aplicación TikTok y el bloqueo efectivo de la aplicación WeChat.

El ministerio chino de Comercio calificó la decisión estadounidense de “intimidación” y advirtió que “si Estados Unidos insiste en seguir su propio camino, China tomará las medidas necesarias para salvaguardar firmemente los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas”.

Para el departamento estadounidense de Comercio, “el Partido Comunista chino demostró que tenía los medios y la intención de usar estas aplicaciones para amenazar la seguridad nacional, la política extranjera y la economía de Estados Unidos”.

Su entrada en vigor se ve como una respuesta a la lista similar que Washington instauró para excluir al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei del mercado estadounidense y a las acciones contra las aplicaciones TikTok y WeChat.

AFP / Janis LATVELSTikTok

El ministerio chino de Comercio calificó la decisión estadounidense de “intimidación” y advirtió que “si Estados Unidos insiste en seguir su propio camino, China tomará las medidas necesarias para salvaguardar firmemente los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas”.

Para el departamento estadounidense de Comercio, “el Partido Comunista chino demostró que tenía los medios y la intención de usar estas aplicaciones para amenazar la seguridad nacional, la política extranjera y la economía de Estados Unidos”.

Estados Unidos dejó en cambio la puerta abierta a la aplicación de videos cortos TikTok, propiedad de ByteDance, permitiéndola hasta el 12 de noviembre antes de prohibirle operar en su territorio completamente. Los usuarios actuales simplemente no podrán instalar actualizaciones.

Si la aplicación resuelve para entonces “los problemas de seguridad nacional”, la prohibición de descarga podría levantarse, indicó el departamento de Comercio.

TikTok recurrió la decisión ante un juez estadounidense, asegurando que presenta las garantías máximas de respeto a la seguridad y a la privacidad de los usuarios estadounidenses.

La aplicación alegó que “las razones son políticas”, en su denuncia presentada el viernes ante un tribunal de Washington.

Por su parte, WeChat, aplicación de mensajería propiedad del gigante chino Tencent, pasará a estar prácticamente desactivada en Estados Unidos desde el domingo, añadió un responsable estadounidense.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí