La jefa de la División de Planificación Sanitaria (Diplas) del Minsal, Joahanna Acevedo, apunta a que el exministro Jaime Mañalich decidió montar un sistema “paralelo” de conteo de casos de COVID-19 al oficial que era Epivigila, el cual estaba a cargo de su jefa de gabinete, Itziar Lanazasoro.

Así lo sostiene Acevedo en su declaración judicial que se enmarca dentro de la indagatoria que lleva el fiscal Xavier Armendáriz contra Mañalich y las muertes por el virus que ocurrieron cuando se desempeñaba como titular del Minsal.

De acuerdo al documento que tuvo acceso T13, señala que hasta su llegada a la Diplas, en agosto de 2018, la notificación de casos de CORONAVIRUS se realizaba por medio de un papel que escribía el profesional de la salud y luego era digitalizado para ser ingresado a las respectivas seremis.

Asimismo, explica que esto dio paso a la plataforma Epivigila, proceso que no funcionó como se esperaba, por lo que una alianza con Corfo y la Universidad de Valparaíso permitió crear el nuevo software que debutó en marzo pasado.

La funcionaria también señala que pidieron considerar la trazabilidad dentro del formulario, aspecto que no fue considerado “hasta el cambio de ministro”.

En otro punto de su declaración, Acevedo precisa que a pesar de que la fuente de casos notificados y sospechosos era Epivigila, el entonces ministro Mañalich decidió montar un sistema “paralelo” que estaba a cargo de su jefa de gabinete.

Entonces ella decidió armar un sistema paralelo para llevar la información pública que era llamar por teléfono a las seremis para que le informaran de los casos”, detalla.

Además, cuando se le consulta por los criterios con que Lanazasoro definía los datos que se entregaban en el boletín diario, la funcionaria apunta a que “desconozco sus criterios”.

En ese mismo orden, menciona que al principio los números eran similares y a veces “más actualizados que los míos”, todo cambió cuando el volumen de datos fue creciendo y “creo que se dieron cuenta que tenían que recurrir a la fuente oficial de la data”.

Yo mandaba los datos, no estaba muy preocupada de lo que ella decía en el reporte público. Pero tengo constancia de un correo del 29 de abril donde existió a primera gran diferencia, con 90 casos menos a los enviados por mí que el numero reportado“, agrega.

En ese sentido, añade que fue en ese momento en que “empecé a reportar todos los casos confirmados, con PCR (+) que se mantenían como sospechosos y con PCR (+) no notificados, siempre entregué la información completa, pero la información del reporte público solo incluía los casos confirmados“.

Acevedo, sostiene que “en marzo o abril las diferencias (en el número de casos) eran mínimas y eran atribuibles a la recepción de la información, y eso es normal, si habían 2 o 3 daba lo mismo, porque al día siguiente se compensaba. Pero cuando fueron 90 fue el hito que marcó el inicio de las diferencias, que comenzaron a crecer día a día, superando los 30.000 cuando el Ministro Mañalich dejo el Minsal”.

Y ejemplifica con que el 24 de mayo el informe que manejaba señalaba 89.000 casos totales y solamente se reportaron públicamente 73.000.

Desconozco en qué basaba el ministro sus decisiones. Yo como epidemióloga considero que el objetivo de la epidemiología es mostrar la dinámica de la curva epidémica. Entonces cuando se excluye enfermos por razones administrativas, se altera la proyección que uno puede hacer de la curva y la dinámica de la epidemia“, asevera.

Por su parte, el jefe de Epidemiología del Minsal, Rafael Araos, apunta a que el cambio en la entrega del número de fallecidos por la enfermedad no fue una reacción “reactiva“, sino que había sido propuesta por el consejo asesor.

Y añade que “el sistema que usaba el ministro, sea cual fuera, no dio el ancho por lo complejo de la situación”, explicando que Mañalich tenía un “sistema propio” en donde los hospitales y las seremias entregaban insumos.

Pienso que se trató de hacer lo que hizo con más éxito la Sochimi con su encuesta de uso de amas críticas y de alguna manera renunciar a la mortalidad fuera de hospitales, que es difícil de pesquisar”, menciona en su declaración ante la fiscalía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí