La Comisión de Ética de la Cámara de Diputados decidió sancionar a Giorgio Jackson (RD) a causa de la polémica que generaron sus dichos sobre la donación de su dieta parlamentaria. Se determinó que las declaraciones del diputado “constituyeron un engaño comunicacional”.

Fue así que en el informe de la comisión se “estimó que las declaraciones del diputado sobre la donación de la mitad de su dieta parlamentaria, en circunstancias que se trataba de un mecanismo de ahorro colectivo para financiar futuras campañas políticas, constituyó un engaño comunicacional donde se habría dado a entender un ánimo altruista que no existía”.

Profundamente molesto, Jackson acusó a la diputada de la UDI, María José Hoffmann, de filtrar esta decisión, lo que provocó que el presidente de la instancia, el diputado RN Bernardo Berger, saliera a confirmar la sanción contra el parlamentario frenteamplista.

El diputado por el distrito 10 cuestionó a la parlamentaria gremialista, planteando que “la indecencia tuvo lugar encima de lo que debiese haber sido las normas de este reglamento y la indecencia de quienes para tapar todos los hechos, los raspados de olla, las peticiones que le han hecho a Penta y que tienen gente que ha sido formalizada, que ha sido condenada incluso por financiamiento ilegal a la política“.

Para la cara visible de RD, esta decisión “viene a intentar hacer un falso empate con quienes no queremos depender de las empresas, con quienes queremos tener autonomía y financiamos nuestros propios proyectos políticos. Por supuesto que es una bajeza instrumentalizar la Comisión de Ética“.

El afectado aseguró que apelará a la sanción, aunque aún no se conocen mayores detalles sobre la decisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí