El Gobierno presentó una querella por Ley de Seguridad Interior del Estado en contra de los firmantes de una carta dirigida al Presidente Sebastián Piñera y en la que comunidades mapuche le comunicaron que efectuarán tomas de predios en las comunas de Victoria y Traiguén, en la Región de La Araucanía.

Al respecto, el ministro del Interior, Víctor Pérez, afirmó que “nadie puede, a través de una carta ni por ningún otro medio, anunciar que va a cometer delitos, que va a realizar un hecho de violencia sin tener ninguna sanción por ello”.

El secretario de Estado efectuó su anuncio durante su visita a Cañete, en la Región del Biobío, donde se reunió con víctimas de la violencia rural.

Las tomas son, de por sí, hechos violentos y, por eso, hemos recurrido inmediatamente a los tribunales de justicia“, acotó el titular de Interior. 

En concreto, las comunidades mapuche anunciaron que empezarán “un proceso de restitución de tierras ancestrales, colindantes a nuestras comunidades”.

Según indicó el diario El Mercurio, la carta al Mandatario fue entregada en la Oficina de Partes de la Intendencia de La Araucanía, en Temuco, y lleva la firma de cuatro comunidades de la comuna de Traiguén (Antonio Aniñir, We Juan Maika, y Toledo Cheguan Antipi 1 y Meli Foli Wechekeche de Unión Temulemu) y otras organizaciones territoriales de Victoria (Juan Canuleo Pineleo 2 y Victorio Millán).

Los firmantes aseguraron que “la tierra que poseemos es insuficiente de acuerdo al crecimiento de nuestra población”, y criticaron los mecanismos para la compra y entrega de tierras contemplados en la Ley Indígena. Asimismo, aludieron al Convenio 169 de la OIT, que en su artículo 19 plantea “la asignación de tierras adicionales” para “garantizar los elementos de existencia normal”, consigna el rotativo.

Según se señala en la misiva, entre los terrenos que serán ocupados -tanto agrícolas como destinados a faenas forestales- están los predios Santa Ana, El Canelo, El Desengaño, El Manzano, El Esfuerzo, El Maiteco, Don Tito, Magallanes y Requén

Gira ministerial

El ministro del Interior llegó ayer a la provincia de Arauco, acompañado por el subsecretario de la cartera, Juan Francisco Galli, donde se reunió con la familia de Moisés Orellana, el joven de 21 años que el pasado 7 de septiembre fue asesinado de un disparo en Cañete por un grupo de desconocidos que estaría vinculado a un ataque incendiario cometido esa misma jornada en la zona.

El viaje de las autoridades Biobío continuó con reuniones con alcaldes de la provincia y otras víctimas de la violencia en la zona, como emprendedores o agricultores que se han visto afectados por ataques incendiarios.

Pérez continuó luego hasta Temuco, donde este jueves tiene prevista una extensa agenda que incluye encuentros con generales de Carabineros y jefes comunales de la zona, además de la realización de un consejo de gabinete en la capital regional.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí