El Senado, en forma aplastante, rechazó este jueves la acusación constitucional en contra de la ministra de Apelaciones de Valparaíso, Silvana Donoso Ocampo. La instancia legislativa, que actuó como jurado, desestimó ambos capítulos que pesaban en contra de la jueza que enfrentaba el juicio político por haber presidido la comisión que concedió la libertad a Hugo Bustamante, sindicado como el autor del femicidio de la adolescente Ámbar Cornejo.

De esta forma, el primer capítulo del libelo acusatorio sobre notable abandono de deberes en que habría incurrido la magistrada fue rechazado por 8 votos a favor, 29 en contra y tres abstenciones, mientras que el segundo capítulo, referido a la transgresión de tratados internacionales relativos a la vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes, fue descartado por 34 votos en contra, 1 a favor y 5 abstenciones.

Uno de los diputados acusadores, Gonzalo Fuenzalida (RN), lamentó que la acusación no haya prosperado, agradeciendo a “los pocos que entendieron que finalmente un juez de la República siempre tiene que administrar justicia pensando en Chile y no dejar libre a delincuentes que vuelvan a delinquir y ha costado mucho condenarlos”.

Además, acusó presiones por parte de “poderosos”, debido a que “sabíamos que esto era David contra Goliat, pero acá ganó Goliat (…) A todos los chilenos, a Ámbar y su familia, les digo que hicimos todo lo que pudimos (…) una vez más ganaron los poderosos de siempre y perdieron los chilenos de siempre”.

Hay que recodar que Fuenzalida es uno de los parlamentarios que acusó a la magistrada junto a Andrés Longton (RN).

Longton denunció que “hubo presiones salvajes en la Cámara de Diputadas y Diputados y el Senado para que no prosperara, por medio de llamados y mensajes”.

Hay desilusión. Uno asume las derrotas, pero tengo desilusión por los argumentos presentados. Esto pasa cuando los poderosos logran imponer sus posiciones”, expresó.

Por su parte, la jueza Donoso, quien pasó días sin hablar con la prensa, tras finalizar el proceso dijo que “estoy tranquila, estoy tremendamente agradecida de la labor del Senado, con independencia de los votos que se hayan emitido, la seriedad de los argumentos de los honorables senadores, me impacto y, por supuesto, eso me tiene muy tranquila”.

A su vez, uno de los abogados de la magistrada, Jaime Winter, señaló que “aquí el Senado ha hecho un trabajo muy concienzudo, muy serio de estudio de los antecedentes y de argumentación de los votos. Hemos escuchado argumentaciones muy potentes, lapidarias respecto a los fundamentos de la acusación y creo que eso es lo que corresponde a considerar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí