El expresidente Ricardo Lagos hizo una fuerte advertencia al afirmar que las movilizaciones ciudadanas que se iniciaron el pasado 18 de octubre, en el denominado estallido social, no ha terminado, sino que solamente se detuvo por la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19.

En el programa “Diálogo con Longobardi” de CNN en Español, el exmandatario se refirió al estallido social, indicando que la erupción del descontento ciudadano a partir de octubre del año pasado tuvo una detención producto del CORONAVIRUS y no por otras razones.

Yo creo que se detuvo -el estallido social- porque llegó la pandemia, o sea, la pandemia fue un llamado de atención en donde al comienzo fue como en todos los lugares, no se le dio mucha importancia, pero después empezó a aquilatar la magnitud de lo que estaba ocurriendo, la necesidad de permanecer en las casas y la crisis económica que a partir de allí se desataba”, precisó.

En ese sentido, explicó que se esperaba que las manifestaciones se aminoraran un poco porque llegaban las vacaciones de verano, pero muchos pensaban respecto a cómo sería en marzo cuando se reiniciaran nuevamente las actividades en el país.

Para marzo, claramente estaba irrumpiendo la pandemia y recuerdo que estaba fuera de Chile, estaba en una reunión internacional en México y regresé a Chile el 5 de marzo y el 5 de marzo me pusieron un medidor para ver si tenía fiebre y me hicieron llenar una ficha. Eso fue el inicio de la entrada a la realidad”, mencionó.

Lagos recordó que la situación del virus lo afectó fuertemente, ya que un amigo mexicano contrajo el COVID y unos 15 días después falleció producto de esta enfermedad.

Lo que pasó fue que el virus calmó los ánimos y dijo aquí tenemos un tema que es mucho más complejo y en donde la dificultad empezó a ser “me quedo o no me quedo en la casa, “¿cómo me ajusto a esta nueva realidad?” y empezamos a todos a partir, en un cierto momento, como podemos trabajar desde nuestras casas y comunicarnos por Zoom”, señaló.

Explicó que el problema es que los problemas actuales los analizamos con “los anteojos del siglo XX y no con los anteojos del siglo XXI y con la economía digital entre nosotros. Entonces buena parte de los problemas que son del silgo XX, de la Revolución Industrial y digamos que la Revolución Industrial dio paso a la Revolución Digital y son parámetros muy distintos”.

En cuanto a la crisis que detonó el 18 de octubre, Lagos dijo que se trató de un problema mayor que fue de Estado y no del Gobierno, ya que “las instituciones del Estado estábamos en deuda con la sociedad chilena, que la sociedad quería reescribir un contrato social nuevo, producto de los cambios que se han producido”.

En ese mismo sentido, afirmó que cuando estaba en el Gobierno e intentó hacer cambios “la derecha se apegó a la Constitución de Pinochet, que como dijo el que la redactó “quiero hacer una Constitución pétrea, que cuando lleguen a triunfar algún día los que piensan distintos a nosotros, la Constitución les impida hacer lo que ellos desean hacer” y fue así”.

El exmandatario también mencionó que la crisis social demostró que la seguridad social y la sanidad “tienen que ser elementos fundamentales de una política del Estado. Entonces creo que aquí había también el deseo de preservar un cierto modelo para Chile más allá de lo que quiso la dictadura”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí