El ministro de Hacienda, Ignacio Briones reconoció este lunes que a fin de este año la contracción de la economía nacional “va a ser equivalente a que hayamos retrocedido al año 2017 en la torta, solo medido por el PIB; si lo miramos per cápita (…) el ingreso promedio de los chilenos, hemos retrocedido siete años”.

El jefe de la billetera fiscal fue enfático en recalcar además, en una entrevista con radio Agricultura, que “estos años nos van a costar recuperarlos, no van a ser automático, nosotros estamos viendo que el próximo año vamos a tener un buen despegue en términos de crecimiento. Y uno dice, ‘ah, estamos listo’, no, no, no. Nos vamos a demorar dos o tres años en recuperar el nivel de ingreso que teníamos previo a esta crisis. Dos años si lo hacemos bien, ese es el desafío que tenemos por delante, es mayúsculo, y en ese intertanto por supuesto que hay miles de familias que están sufriendo, vamos a tener un retroceso en materia de pobreza”.

En ese sentido, destacó que “el principal desafío, la principal agencia social en el corto plazo, es recuperar nuestra economía, sobre todo recuperar nuestros puestos de trabajo, el empleo, porque ese es la fuente permanente de ingreso y de dignidad de las familias chilenas”.

Teniendo claro este contexto, el ministro subrayó que, “aunque suene crudo decirlo, yo lo he repetido muchas veces, no hay ningún país que pueda vivir de ingresos de emergencia. La palabra lo dice todo, son de emergencia, tenemos que recuperar la fuente de ingreso y eso se llama trabajo y crecimiento económico que es una palabra que deberíamos empezar a validar con muchísima fuerza”.

Por otro lado, abordó también el plan de subsidio al empleo anunciado ayer domingo por el Presidente Piñera, destacando que “estamos destinado hasta 2 mil millones de dólares para ir en apoyo de los empleadores, que hoy día tenemos una fragilidad muy relevantes del mercado laboral, de modo tal que puedan contratar trabajadores adicionales por un lado, y por otro puedan retornar sus trabajadores suspendidos”.

Y si bien manifestó que, con el desconfinamiento progresivo de las comunas en la Región Metropolitana y a lo largo del país, “hay una parte del empleo que retoma”, reconoció que hay otra que “va a ser mucho más difícil de retomar. Esto no es con piloto automático, uno podría dejarse tentar de por lo que ha pasado en las últimas semanas, ‘esto va a retornar solo’ y no es así. Es una parte que va a ser estructural que va a ser más difícil y para ese grupo va dirigido estos subsidios”.

En este punto reiteró que “obviamente, el empleo no se soluciona solo con subsidios. Se requiere una serie de otros elementos, por de pronto que nos levantemos, que recuperemos la economía, que la inversión pública -que va crecer significativamente en el presupuesto- sea una palanca de desarrollo, pero sobre todo el sector privado, que es el motor de la economía, pueda desplegarse con fuerza“.

Finalmente, destacó que otro elemento fundamental para la recuperación de empleos son los protocolos sanitarios, porque “si hay una segunda ola importante, todo lo que hemos ganado lo vamos a perder”. “Lo que está en juego hoy día, no es solamente la salud, (…) sino que so yo no soy responsable, no me lavo las manos, no respeto los protocolos, no tomo las normas de distanciamiento, lo que estoy poniendo en riesgo es el empleo de mi vecino, así de simple“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí