El ministro del Interior, Víctor Pérez, reconoció este viernes que la ola migratoria ilegal hacia territorio nacional será “compleja” cuando se reabran las fronteras en el futuro.

Así se refirió a la preocupación manifestada por diversas autoridades de la zona norte, en especial de parte de los Jefes de la Defensa Nacional, para contener la presión migratoria.

El secretario de Estado, quien participó esta mañana en la fiscalización de las normas sanitarias y de seguridad del Estadio San Carlos de Apoquindo, de cara al clásico universitario de este domingo, afirmó que “efectivamente, el tema migratorio es una gran problemática, una gran dificultad que se está expresado fuertemente a pesar de que tenemos las fronteras cerradas, por lo tanto, en un futuro cercano en que tengamos que abrir las fronteras esa ola migratoria puede y va a ser, sin duda, compleja”.

En dicho contexto, Pérez consideró “muy relevante la aprobación en el Senado, esta semana, del proyecto de ley migratorio, y esperamos que la Cámara de Diputados lo confirme, lo ratifique para que el Gobierno y el Estado tengamos las herramientas y los instrumentos necesarios para controlar adecuadamente”.

Pese a lo anterior, fue claro en recalcar que “la migración es bienvenida en nuestro país, pero en la medida que se haga ordenada y segura y responsable, porque la persona que decide venir a Chile es un acto de libertad que nosotros tenemos que recibir y poder integrar (…) para poder integrarlos eso tiene que ser regulado y eso nos obliga a tener medidas de control y medidas estrictas en la zona norte”.

Asimismo, el titular de Interior hizo alusión a la visita desarrollada ayer en la zona norte por el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, y su reunión con los Jefes de la Defensa Nacional, con quienes “estuvo analizando una serie de medidas porque el mensaje que nosotros tenemos que dar es que la persona que entre ilegal, de manera irregular, necesariamente tiene como propósito generar muchas dificultades tanto a los chilenos, pero también a ellos”.

Explicó en este punto que “al no tener carnet de identidad va a sufrir una serie de dificultades y problemas, por lo tanto, nuestro rol es impedir primero que esas personas ingresen y si no se puede impedir, cuando salgan de las medidas sanitarias, expulsarlos del país”, acotando que “eso es una medida que nosotros estamos tomando y por eso tanto la legislación actual como la futura entrega herramientas a la autoridad para hacerlo”.

Finalmente subrayó que “nosotros estamos viviendo un proceso complejo, muchos países, muchas personas de otros países limítrofes quieren venir a Chile (…) pero el propósito es que sea de una manera ordenada y regulada; lo que no es así lo vamos a combatir enérgicamente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí