La adhesión ciudadana que ha tenido el proyecto del segundo retiro del 10% de los fondos de las AFP tiene el Gobierno, una vez más, tomado de lasmechas”, ya que ahora el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, amenazó con que si la iniciativa que es impulsada por la diputada Pamela Jiles sigue su curso en el Congresono hay reforma de pensiones”.

Así lo deja claro en una entrevista con El Mercurio, en donde el jefe de la billetera fiscal asegura que la modernización del sistema de capitalización individualestá en juego”, por lo que instó a los parlamentarios a poner seriedad en el tema y responsabilidad.

Si eso logra avanzar, por definición no hay reforma de pensiones, ambas partes lo tenemos claro. Eso es parte de lo que está en juego. Si queremos reforma de pensiones la verdad, tenemos que hacernos cargos de eso y creo que la responsabilidad primera es de los parlamentarios”, precisó.

En ese sentido, explicó que “aquí se suela echar la culpa al Gobierno que no tiene la manija política para persuadir, pero en realidad esta decisión última es de los parlamentarios que tienen que sopesar con responsabilidad”.

Briones también apunto a cuestionamientos contra el Gobierno, indicando que “se construyen muchas caricaturas. Se dice que esto ocurre porque el Gobierno o el Estado no ha hecho esfuerzos fiscales”.

Si a mí me van a decir que acá lo que se sugiere es que el Estado tiene que poner transferencias por US$20 mil millones, que es lo que significa un retiro del 10%, les digo que se muestren un Estado que haya hecho eso en puras transferencias, porque es imposible. El presupuesto de Educación completo son US$15 mil millones. No perdamos el orden de las proporciones”, sostuvo.

El titular de Hacienda también descartó la posibilidad de que exista disposición del Gobierno en sentarse a conversar en el caso que el proyecto siga avanzando en el parlamento.

No, porque usted comprenderá que cuando usted avanza en disminuir los ahorros que estaban para las pensiones en un eventual segundo retiro, que ya empieza a disminuirlos harto, donde cada peso que usted saca del retiro es un peso del reparto por definición, es una cuenta que se le pasó al fisco. Es lo que pasó en el primer retiro, que nosotros cuantificamos ese costo de largo plazo y en valor presente eran 3.500 millones”, explicó.

Finalmente, Briones sostiene que “sin perjuicio de los US$1.000 millones en impuestos que increíblemente quienes promovieron esto no tuvieron problema en dejar pasar, los mismos sectores que rasgan vestiduras en ciertos grupos políticos en favor de la mayor recaudación. Francamente inentendible”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí