El Presidente Sebastián Piñera condenó y lamentó “los eventos del Puente Pío Nono” y Collipulli, expresando su solidaridad y apoyo a la familia del menor de 16 años, y del trabajador asesinado, entregando además su profundo respaldo a Carabineros pero sin querer referirse a la situación del general director Mario Rozas.

El Mandatario realizó estas declaraciones luego de reunirse en La Moneda con los presidentes del Senado, Adriana Muñoz, la Cámara de Diputados, Diego Paulsen, y la Corte Suprema, Guillermo Silva, para analizar y coordinar su accionar en el actual escenario nacional y el próximo Plebiscito del 25 de octubre. De acuerdo a los participantes, sin embargo, no abordaron la acusación constitucional anunciada esta jornada por la oposición en contra del ministro del Interior Víctor Pérez.

Presidente defiende los DD.HH. y el estado de derecho

“Quiero expresar nuestra más nuestra profunda condena y lamentar los hechos ocurridos, porque la vida humana y la dignidad de las personas es un valor esencial, por eso expreso mi solidaridad y mi apoyo al joven que sufrió los eventos del Puente Pío Nono y a su familia y a los familiares de un joven trabajador que perdió su vida en Collipulli”, afirmó el Mandatario.

Asimismo expresó el “profundo respaldo a la institución de Carabineros de Chile, que por mandato constitucional tiene la función fundamental de proteger el orden público y la seguridad ciudadana y que tiene que hacerlo siempre utilizando los instrumentos que la ley le otorga: el uso de la fuerza legítima y proporcional, pero también siempre tiene que ajustar su actuación al respeto irrestricto de los Derechos Humanos de todos, en todo tiempo, en todo lugar, en toda circunstancia y, por supuesto, cumplir con sus protocolos y con lo que establece la ley”, enfatizó.

En esa línea, condenó “clara y categóricamente cualquier atentado a los Derechos Humanos y también rechazamos cualquier desvío de los protocolos y las reglas que deben regir la actuación de nuestras fuerzas de orden y seguridad”.

“Cualquier atentado a los Derechos Humanos, cualquier desvío de los protocolos debe ser investigado por el Ministerio Público y, posteriormente, si corresponde, conocido y sancionado por los tribunales de justicia”, afirmó además el Jefe de Estado.

En ese sentido, agregó que “eso es lo que corresponde a un Estado de Derecho y a una democracia como es lo que tenemos en Chile y, por esa razón, tanto el Gobierno, como Carabineros, ha puesto todos los antecedentes a disposición del Ministerio Público para que se pueda hacer una investigación profunda, exhaustiva que esclarezca los hechos y descubra la verdad”.

Total respeto a los DD.HH

Al término de su intervención, el Mandatario evitó responder preguntas sobre la situación del general Rozas, dando paso a la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), quien afirmó que “valoro muchísimo el que los tres poderes del Estado y así se lo he planteado al señor Presidente de la República, establezcamos una decisión de exigir el total respeto a los derechos humanos”.

“Por cierto que lo que ha acontecido hace pocos días nos estremece y lamentablemente vuelve a poner sobre la mesa la búsqueda de responsabilidades, no solo en lo penal, sino que también administrativas y políticas”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí