La caída del adolescente de 16 años desde el puente Pio Nono, luego de ser empujado por un funcionario de Fuerzas Especiales durante una manifestación en Plaza Italia, sigue complicando al Gobierno y a Carabineros puesto que al hecho de que un policía activo fuese imputado por este “delito”, la institución busca la forma de zafarse del problema y comunica que el carabinero fue expulsado de las filas por portar una cámara personal adosada en su traje.

A través de un comunicado, Carabineros señala que la defensa del carabinero que se encuentra recluido en el Centro de Detención Transitoria Pudahuel Nortetomó contacto con la Fiscalía Centro-Norte para informar que su representado reveló que, aquel día viernes, portaba una cámara personal ajena a la institución y no autorizada”.

La omisión de este hecho constituye una grave falta administrativa, ya que existen instrucciones que norman el uso de cámaras personales en procedimientos policiales. El incumplimiento de este principio resulta inaceptable y es causal de expulsión de la institución, razón por la cual se inició el correspondiente proceso administrativo”, indica la institución.

En el último párrafo, la policía uniformada reitera el compromiso “con la verdad, colaborando con transparencia y celeridad para aclarar judicialmente este hecho”, sin dar cuenta de lo que la fiscal Ximena Chong expuso en el proceso de formalización del carabinero, dejando en evidencia el intento de falsear la información sobre la supuesta detención de muchacho y que motivó el inició de una investigación por este hecho.

Este suceso hace repetir al caso de Camilo Catrillanca, en donde la institución dio cuenta en el inicio que se trató de un enfrentamiento, que no se portaban cámaras GoPro, entre otras mentiras que fueron desmentidas en el proceso investigativo, lo que provocó un fuerte remezón en Carabineros que le costó la salida, sin dificultades entre medio, del general director de ese entonces, Hermes Soto, y luego la caída de quien fuera ministro del Interior, Andrés Chadwick, tras una acusación constitución que el Congreso determinó aplicar.

Gobierno sigue complicado

Luego que Carabineros diera a conocer esta información, el Gobierno reaccionó e intentó zafarse de los problemas que actualmente enfrenta, indicando que se instruyó a la policía a que se entregue al Ministerio Público todos los antecedentes “respecto de los lamentables hechos ocurridos el pasado viernes 2 de octubre en el Puente Pio Nono”.

Conocidos estos nuevos antecedentes, el Gobierno reiteró a Carabineros su obligación de colaborar en la investigación y poner a disposición del Ministerio Público toda la información de que disponga respecto de la materia, así como también la aplicación de las medidas que correspondan”, precisa el comunicado emitido por el Ministerio del Interior.

Y se reitera la posición asumida por las autoridades tras los hechos en el sentido de que “resulta indispensable que todo el actuar policial se realice con transparencia frente a la ciudadanía y con estricto apego a los protocolos y a la ley”.

Reacciones

Los últimos antecedentes entregados por Carabineros permitieron la reacción de algunos parlamentarios que usando la red social Twitter dieron a conocer algunas opiniones que apuntan a la responsabilidad de la institución policial.

El diputado Tomás Hirsch posteo que existen “Dos posibilidades: 1. Es falso. No quieren mostrar la grabación, como otras veces. 2. Es real. No hay ningún control. En ambos casos queda demostrado que Carabineros es un desastre en descomposición total. Gral Director Mario Rozas DEBE renunciar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí