Para el abogado, académico y experto en temas internacionales, Luis Valentín Ferrada, lo hecho por Chile en relación al tema de la Plataforma Continental Extendida que reclama Argentina para la Antártica y una medialuna al sur de los espacios marítimos nacionales, es lo correcto de acuerdo a lo establecido por la Convención del Mar (Convemar), pero lamentablemente lo hace por el “camino lento” en comparación al país vecino que ha presentado todos los antecedentes antes que el Estado chileno. Así lo comentó en el programa Las Cartas Sobre La Mesa de Infogate.cl, siendo los más relevante de la reclamación argentina es el referido a la lengüeta que se forma en el Mar de Drake, al Sur del Punto F, el cual será el verdadero tema de conflicto que tendrá el Estado chileno.

El académico dijo que la diferencia entre Chile y Argentina sobre la Plataforma Continental se basa en que el país trasandino toma la decisión de “preparar de inmediato todos los antecedentes necesarios para hacer su petición. En cambio Chile, porque somos más pobres en definitiva, porque somos un país de una menor estatura geopolítica que Argentina, no toma esa decisión y no sé quién es el responsable”.

En ese sentido, el profesor expone que Argentina presenta en 2009, 15 años después que entre en vigencia la Convención del Mar (Convemar) hace su petición con todos los antecedentes, mientras que nuestro país ese mismo año lo que hace es una solicitud preliminar “avisando que va a presentar todos los antecedentes en un determinado plazo”.

Valentín Ferrada se pregunta “¿por qué no se decidió, siendo para Chile el tema marítimo tan importante, en ese momento hacer un esfuerzo de presupuesto fiscal y subirnos al carro de los países con intereses marítimos sólidos y no al carro de los países en vías al desarrollo?”.

Sin embargo, señala que Chile está haciendo lo correcto en este tema, pero “lo estamos haciendo en el camino lento”.

El experto internacional precisa que la comisión de Naciones Unidas tiene tiempos relativamente largos sobre estos temas, ya que los expertos tienen que analizar toda la información que los países le suministran, por lo que “la interpretación que hizo la Cancillería chilena es que el plazo se cumplió satisfactoriamente por cuanto dentro de este plazo se presentó la información preliminar, por lo tanto, aquí no habría un tema de plazos”.

Sin embargo, insistió en que como país estamos atrasados y “sería mejor que fuéramos de la mano con Argentina que nos disputamos un mismo territorio, pero estamos actuando dentro de los márgenes que el derecho internacional nos permite”.

Ferrada también comentó sobre el mapa que mostró Argentina sobre la Antártica, indicando que la cartografía expuesta por el país trasandino es lo que ellos quieren plantear, pero es necesario “verlo con más fineza, ya que es un hecho que existe una superposición de soberanía sobre la Antártica con Argentina y también con Reino Unido (…) y desde ese punto de vista el mapa no es tan novedoso, sino que es la continuación de un mapa de fines de la década de los 40 que ordena hacer Perón de la Argentina bicontinental, pero ese mapa bicontinental a su vez es una reacción y si uno ve la historia chilena y argentina sobre esta materia funciona como un efecto espejo, Chile dice algo Argentina reacciona, Argentina dice algo Chile reacciona”.

Además, agrega que el mapa de Argentina tiene una “trampita”, ya que es la cartografía que presentó, pero no es la que fue reconocida por la Comisión de Plataforma Continental, argumentando que la ley trasandina que ordena hacerlo es mucho más expresa, ya que “reconoce tres situaciones distintas: respecto a la costa americana de Argentina en el Atlántico, donde la comisión reconoció lo que Argentina estaba pidiendo, luego respecto a toda el área que los argentinos llaman las Islas del Atlántico Sur (las Malvinas más las Georgias del Sur y las Sandwich del Sur), la comisión no hizo reconocimiento alguno, porque en esos territorios hay una controversia con el Reino Unido y en la Antártica sobre todo al sur de los 60 grados de latitud sur, la comisión tampoco se refirió y no reconoció absolutamente nada a Argentina”.

Sin embargo, explica que dicha comisión tampoco reconocerá nada Chile cuando lo presente, porque está comprendido dentro de la zona de régimen especial del Tratado Antártico y porque muchos países se opusieron expresamente a la posición argentina sobre la Plataforma Continental.

Valentín Ferrada señala que el punto más difícil y que se tendrá que ver con Argentina es el referido a la lengüeta que se forma en el Mar de Drake, al Sur del Punto F, el cual será el verdadero tema de conflicto que tendrá el Estado chileno.

La Antártica es un tema demasiado relevante para el mundo contemporáneo. Todos los países, producto de una serie de fenómenos que están pasando y todas las grandes potencias, están con sus miradas atentas a lo que pasa. La Antártica, al mismo tiempo, es un equilibrio para todo el efecto climático en estos tiempos, entonces hay muchos intereses medioambientales, ecológicos, sobreexplotación de recursos que están en la Antártica y Chile debiera reformar más su acción Antártica”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí