El senador DC, Francisco Huenchumilla, presentó un proyecto de ley para otorgar amnistía a todas las personas que, sin cumplir los requisitos, hayan accedido al Bono Clase Media de $500.000 en el contexto del COVID-19, tras cometer errores en la Declaración Jurada requerida para acceder al beneficio.

Huenchumilla indicó que la iniciativa surgió como una idea del diputado Jaime Mulet, que luego fue acogida por 4 senadores, dado que las leyes sobre Amnistía sólo pueden tener origen en la Cámara Alta.

La iniciativa implica que las 474.000 personas que hayan accedido al beneficio sean liberadas de responsabilidad penal, dado que “se trató de un error común (…) debido a la desprolija elaboración de la política pública y su indebida difusión”, detalla el proyecto. Además, se agrega que lo anterior regirá “sin perjuicio de las restantes atribuciones de las autoridades, para solicitar la restitución de lo percibido indebidamente”.

La iniciativa cuenta con el apoyo y las firmas de los senadores Pedro Araya (Ind.), Alejandro Guillier (Ind.) y Juan Ignacio Latorre (RD).

Fundamentos

En la instancia, Huenchumilla consideró que este proyecto es “de toda justicia, porque aquí tenemos familias que en muchos casos necesitaban de este beneficio, y que además cometieron un error, actuando de buena fe. La pandemia vino a desvelar la precariedad del actual modelo en que vivimos, donde las personas y sus familias pueden calificar como integrantes de la clase media, pero se encuentran en la desprotección, viven endeudadas, y ante la eventualidad de perder su empleo, quedan totalmente a la deriva. Eso ocurre, independientemente de que calificaran o no para este beneficio puntual”.

También es importante señalar y destacar que, en el último tiempo, ha habido una serie de perdonazos del fisco hacia los poderosos. Tenemos a los ex controladores del grupo Penta, que en 2019 fueron enviados a clases de ética. O recientemente, la rebaja de multa a Julio Ponce Lerou por el caso Cascadas, de 62 millones de dólares, a menos de 3 millones de dólares. Bueno, si con ellos existió este tipo de consideraciones, es justo que establezcamos amnistía para estos hechos, sin perjuicio de que lo percibido indebidamente deberá restituirse. Aquí estamos hablando de personas y familias de trabajo“, planteó.

Apoyo de senadores

En tanto, el senador Pedro Araya enfatizó que “muchos de los chilenos que postularon al beneficio de los 500 mil pesos y que, probablemente no cumplían los requisitos para obtenerlo, no lo pidieron por frescos, sino porque necesitaban el dinero para pagar deudas, comprar alimentos, entre otras cosas. A eso se suma que la implementación de esta medida por parte del gobierno tuvo un muy mal manejo”.

Hay que recordar los problemas que tuvo la plataforma informática del Servicio de Impuestos Internos. Por esa razón queremos hacerle un llamado al gobierno del presidente Sebastián Piñera, y al ministro Ignacio Briones, a buscar una solución”, recalcó el parlamentario.

Por su parte Guillier manifestó que la iniciativa “intenta reparar la pésima implementación que ha realizado el Gobierno de los beneficios a los trabajadores afectados por la pandemia”.

Como señala el proyecto, el sistema implementado por el Ministro de Hacienda fue confuso, lleno de falencias y errores que implicaron que muchas personas de buena fe cometieron errores en las solicitudes de beneficios. Por ello, me parece razonable lo que propone este proyecto, que es limitar la persecución penal a 500 mil chilenos y chilenas que obtuvieron un beneficio que el Estado al parecer no debió entregarles. Cada peso público mal entregado debe ser recuperado. Otra cosa es iniciar una persecución penal contra esas personas, arriesgando penas incluso de cárcel o que perjudiquen sus antecedentes a futuro”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí