Con el fin de monitorear el comportamiento de especies exóticas invasoras como conejos, coatíes, gatos asilvestrados y roedores, guardaparques de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) instalaron 23 cámaras trampa en la isla Robinson Crusoe, del archipiélago de Juan Fernández.

Entre los meses de julio y septiembre de este año, en dos etapas, los funcionarios de la institución forestal ubicaron los dispositivos en 46 puntos estratégicos, situados en los sectores Puerto Francés, Plazoleta El Yunque, Villagra, Puerto Vaquería, Puerto Inglés, El Rabanal, Piedra Agujereada y Salsipuedes.

Al respecto, el director regional de CONAF, Sandro Bruzzone, detalló que “ahora nos encontramos en el proceso de análisis de las imágenes tomadas por las cámaras trampa, para actualizar y mejorar las estrategias de control de especies exóticas invasoras en la isla Robinson Crusoe”.

Agregó que “esta información nos ayudará a delimitar de manera más exacta, por ejemplo, la abundancia de las especies foráneas, sus hábitos, lugares de ocupación y desplazamiento. También el menoscabo que provocan en la flora y fauna de la zona, tanto nativa como endémica”.

Daño en el archipiélago


Por su parte, la jefa regional de la Sección de Conservación de la Diversidad Biológica de CONAF, Javiera Meza, advirtió que “los  gatos asilvestrados generan un gran daño en el archipiélago, ya que cazan a especies endémicas y muy vulnerables, como las fardelas, que construyen sus nidos en cuevas que escarban en el suelo”.

Y añadió: “Los coatíes y los ratones son omnívoros que afectan fuertemente a los ecosistemas insulares, ya que consumen aves, flora nativa y fauna invertebrada. Además, dispersan semillas de especies exóticas invasoras, como la murta, el maqui y la zarzamora”.

Finalmente, el administrador del Parque Nacional Archipiélago de Juan Fernández, Guillermo Araya, resaltó que “las cámaras trampa permiten evaluar el estado actual de nuestros bosques, en cuanto a la amenaza de las especies exóticas invasoras y la efectividad de los planes de manejo, para modificarlos si es necesario, ya que son adaptativos”.

Asimismo, sostuvo que las estrategias de control de flora y fauna exótica apuntan a la protección especies nativas y endémicas en riesgo, como, por ejemplo, el picaflor de Juan Fernández, la fardela blanca y el cachudito; y plantas como la Dendroseris gigantea, la Dendroseris neriifolia, la Robinsonia berteroi, el Chenopodium nesodendron y la Yunquea tenzii, entre otras.

Parque Nacional
Cabe consignar que el Parque Nacional Archipiélago de Juan Fernández, que administra la CONAF, tiene una superficie de más de 9.570 hectáreas, correspondientes a las islas Santa Clara, Alejandro Selkirk y la mayor parte de Robinson Crusoe.

Esta área silvestre protegida del Estado, creada en el año 1935, ostenta la condición de Reserva de la Biosfera desde el año 1977, debido a la gran cantidad de especies nativas y  endémicas que alberga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí