En medio de la pobreza, la hambruna, el desempleo y la hecatombe que está dejando la pandemia en el mundo, sumado a la crisis política global, Lionel Messi (33), capitán del Barcelona y Selección Argentina participó de la edición número 100 de la revista La Garganta Poderosa, donde -según adelanto la publiación en su facebook: “La desigualdad es uno de los grandes problemas de nuestra sociedad y hay que luchar para corregirla cuanto antes”. Curiosa frase de quien gana un sueldo bruto mensual de 8,3 Millones de euros, es decir 276 mil euros al día, un salario que es un símbolo de la desigualdad.

La Garganta Poderosa en su facebook publicó el adelanto de edición 100:

Y acá jugamos otra vez, desde el barro de nuestros potreros, revolucionados por la revista número 100, con una tapa celeste y blanca, en una garganta que trasciende cualquier frontera, con el grito en el cielo y el alma en Rosario: “En ese entonces no podía ni siquiera imaginar hasta dónde me llevarían aquellos pasos iniciales en el barrio”. Lionel Messi nos habló de su familia, su pasión primera, nos abrazó una vez más como en aquel 2011 y nos compartió un nuevo objetivo: “Hoy me obsesiona menos el gol, por ejemplo, y trato de aportar lo máximo para el colectivo”. Nosotras también, dejamos todo por quien tenemos al lado; transpiramos la camiseta para sacar adelante nuestra revista villera, combatiendo la estigmatización y transformando el sentido: “Cuando no hay un conocimiento de la realidad, la opinión no tiene valor, es puro ruido”. ¡Alerta, alerta que no termina! La Pulga le envía un mensaje a todas las cocineras de las ollas, los comedores y los merenderos de Argentina que siguen resistiendo: “Me produce un orgullo inmenso ver cómo se involucran, incluso en tiempos tan complicados como los que estamos viviendo”. Sin eludir ninguna circunstancia, definió sobre las jugadoras irremplazables que ponen el pecho en la barrera: “Las copas que se levantan este año deberían ser para todas las personas que se implican para ayudar de esa manera”.

Con la tranquilidad y la humildad que lo hace único, Leo paró la pelota para transmitir que “la educación es la base de todo” en el desarrollo de los jóvenes, entonces aprovechamos para contarle acerca de los malabares que hicimos para continuar la escolaridad y las campañas que desarrollamos para contagiar solidaridad: “Es imprescindible, para quienes más lo necesitan, preservar todo servicio fundamental en situaciones como esta pandemia; el agua, la electricidad e incluso los alimentos de primera necesidad”. Así disfrutamos al diez, sencillo como es, contragolpeando a estas situaciones amenazantes: “La desigualdad es uno de los grandes problemas de nuestra sociedad y hay que luchar para corregirla cuanto antes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí