Texto-Transcripción: @pato_sesnich – Imagen: Imdb.com

LA HISTORIA

Alejandro (Mauricio Ochmann, de las narcoseries ‘El Señor de los Cielos’, ‘El Chema’) sueña con ser padre, pero Cecilia (Esmeralda Pimentel, de las telenovelas ‘El Color de la Pasión’, ‘Enamorándome de Ramón’) es adicta al trabajo y lo último que quiere es ser madre, es más no tiene intenciones, ni desea serlo en el corto, ni mediano plazo.

Una noche de juegos con sus amigos, Alejandro conversa con Alicia (Regina Reynoso, vista en ‘La Rosa de Guadalupe’) una mesera de diecisiete años que es madre soltera, y medio en broma, medio en serio, Alejandro le dice que cuando quiere alguien que cuide a Alan, su bebé, le avise.

Y sorpresivamente Alicia llega al trabajo de Alejandro, y le encarga a Alan por unos días ya que debe hacer algo fuera de la ciudad y no tiene con quien dejarlo, iniciando así una serie de conflictos con Cecilia, que está full estresada en la empresa en la que trabaja.

Comedia romántica dirigida por Salvador Espinosa (La serie ‘Club de Cuervos’, Netflix), escrita por los actores Tiaré Scanda (quien tiene un rol en la película como la mejor amiga de Alejandro) y Leonardo Zimbrón. Entretenida.

Duración: 1 HR 51 MINUTOS y puedes verla en Netflix.

Alejandro (Mauricio Ochmann): Estaba pensando, pues que esa bici se vería muy bonita con una sillita de bebé, ¿no?

Cecilia (Esmeralda Pimentel): ¡Híjole, amor! Es que ¿Por qué no entiendes? No estoy preparada, amor.

Alejandro: Mi amor, no necesitas estar preparada. Ustedes las mujeres tienen un talento natural que se detona cuando son mamás.

Cecilia: Eso es lo más sexista que has dicho desde que te conozco. Lo más…Es como si yo pensara que por ser hombre te tiene que gustar el futbol.

Alejandro: Sí, me gusta el futbol.

Cecilia: ¿En qué equipo juega el Chicharito?

Alejandro: Pues…en el Winchester.

Cecilia: No.

Alejandro: ¿Rochester?

Cecilia: No, Manchester, y eso fue hace siglos.

Alejandro: Ay, casi le atino.

Cecilia: Quiero hablar de nuestra situación familiar.

Alejandro: Cuando llegue el momento serás una gran mamá.

Cecilia: No, a ver. Justo de eso quiero hablar contigo. ¿Si fuera infértil? ¿Dejaría de ser la esposa perfecta?

Alejandro: No, para nada. Seguirías siendo perfecta. Sí, o sea, lo que hacemos es adoptar un bebé y ya.

Cecilia: ¿Y si yo no quisiera tener hijos nunca, ni adoptivos, ni biológicos ni en las demás presentaciones?

Alejandro: Pues estarías siendo muy egoísta, porque nada más estás pensando en ti, deberías de pensar más en nosotros.

Cecilia: ¡No! Además, todos tenemos un trauma por culpa de nuestros papás. Yo no quiero traumar a un bebé, ¿me entiendes? Tú, por ejemplo, odias a tu mamá.

Alejandro: Yo no odio a mi mamá.

Cecilia: O sea, sí la odias.

Alejandro: No…Me hubiera encantado que fuera a mis festivales en la escuela, a mi graduación, a mi examen profesional, a nuestra boda, que no llegó.

Cecilia: Porque estaba trabajando. Y justo yo, ahorita, tengo tanto trabajo que no tengo tiempo ni para mí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí