El presidente venezolano, Nicolás Maduro, decretó ayer jueves el inicio de la Navidad, que ante la sorprendente decisión del mandatario se celebrará con dos meses de antelación en Venezuela.

Con el mensaje de “impulsamos la soberanía”, el Ejecutivo venezolano anunció esta medida cuyos detalles se desconocen. Previamente había comunicado la adquisición de millones de juguetes para impulsar la economía en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Los sectores críticos con el régimen subrayaron que la decisión relativa a las celebraciones navideñas supone una nueva maniobra para desviar el foco de atención de las múltiples crisis que afronta el país.

El Gobierno también anunció otras medidas para apoyar la economía de las familias venezolanas, entre las que se encuentran la reapertura paulatina de los lugares turísticos o nuevos créditos para las pymes.

Cabe recordar que esta medida ya había sido adoptada por el régimen chavista el año pasado (esa vez, en noviembre), también con el fin de lograr una reactivación económica y, en especial buscar desviar la atención de los venezolanos de los graves problemas socioeconómicos que los aquejaban, algo que, tristemente, no ha variado para esta ocasión.

(Con información de Deutsche Welle)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí