El ministro del Interior, Víctor Pérez, realizó la noche de este domingo un balance preliminar de la jornada de manifestaciones tras la conmemoración de un año tras el inicio de las protestas del 18 de octubre de 2019.

La autoridad compareció ante la prensa acompañado por el general director de Carabineros, Mario Rozas; el director de la PDI, Héctor Espinosa; y el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli.

Minutos antes del inicio del punto de prensa, estas autoridades, junto a los ministros de Defensa, Mario Desbordes, y de la Segegob, Jaime Bellolio, estuvieron reunidas desde poco antes de la 20 horas con el Presidente Sebastián Piñera, quien llegó a La Moneda para encabezar una reunión de emergencia por los graves hechos vandálicos ocurridos en el marco de las manifestaciones.

El titular de Interior valoró que gran parte de las manifestaciones se realizaran de manera pacífica, sin embargo, lamentó a quienes realizaron actos de violencias durante las manifestaciones.

“No podemos desconocer que lamentablemente, grupos minoritarios realizaron actos de violencia al interior de la manifestación (…) y después grupos minoritarios buscaron hacer actos de violencia contra la propiedad pública y privada“, indicó Pérez.

El ministro insistió a su vez en que la quema de iglesias es “una acción de brutalidad que debemos condenar enérgicamente”.

“Estamos en la mitad de la jornada y el Gobierno sabe que los grupos violentos van a tratar de seguir destruyendo. Quienes ejecutan estos hechos de violencia sin duda no quieren que los chilenos resolvamos nuestros problemas a través de los canales democráticos”, añadió.

La autoridad valoró, por otro lado, la labor de Carabineros, recalcando que “la vida de los chilenos no fue alterada por estos grupos violentos“.

“Gracias a la acción de Carabineros y policías podemos decir hoy día que, a pesar del intento de estos sectores violentos, la red de Metro fue protegida, los buses del Transantiago fueron protegidos, la infraestructura crítica fue protegida, por lo que la vida cotidiana de los chilenos no ha sido ni va a ser alterada por estos grupos violentos que quieren perjudicar, dañar y sembrar terror en los ciudadanos”, enfatizó.

En este contexto, recalcó que “reiteramos el llamado a que toda la ciudadanía repruebe estos actos (de violencia) (…) La violencia la vamos a enfrentar con las armas que la democracia y la ley tienen“.

Asimismo, el ministro lamentó de igual manera que en muchas oportunidades, no se respetaron las normas sanitarias por la pandemia del COVID-19 durante las protestas,

Finalmente reiteró que a 7 días del Plebiscito del 25 de octubre, que “el Gobierno reitera su voluntad a que las diferencias de los chilenos se resuelva por los canales democráticos“, haciendo hincapié en que “las manifestaciones legítimamente se pueden desarrollar”, pero que “el rechazo a la violencia debe ser firme y claro”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí