El ministro vocero de La Moneda, Jaime Bellolio, calificó la violencia ocurrida ayer domingo en el contexto de la conmemoración del aniversario del 18-O como “una jornada lamentable“, destacando que hubo “cerca de 38 mil personas que se manifestaron pacíficamente”, sin embargo, “había un par de miles que no buscaba la paz, sino que buscaban destruir, incendiar, agredir a carabineros”.

La autoridad detalló que “cuando nosotros vemos que hay personas que se manifiestan pacíficamente, y otras que se esconden tras esa manifestación pacífica, para vandalizar, destruir, qué es lo que quieren: destruir la democracia”, haciendo hincapié en que “es imposible que el Gobierno se declare satisfecho con lo que ocurrió ayer“.

En ese contexto, el titular de la Segegob afirmó, en entrevista con T13 Radio, que “esa tesis que empezó a circular durante un tiempo de que eran los carabineros los que provocaban la violencia, yo creo que ayer quedó completa y totalmente descartada. Es evidente que hay unos grupos que están organizados que están armados, que les interesa destruir la democracia y para el resto de la ciudadanía que protesta pacíficamente, el camino institucional es el Plebiscito del 25 de octubre”.

Sostuvo además que “si hacemos un balance de lo que fue el fin de semana completo y de lo que nosotros estábamos proyectando, claro había mayor convocatoria, había anuncios de que podía ser aún más violento”.

“Uno dice qué racionalidad puede haber detrás de eso. Es una cuestión totalmente lamentable”, explicó además el ministro, dejando en claro en su opinión que “para que nadie vaya a calificarnos en esto como complacientes; nosotros creemos que ninguna barricada, ningún saqueo, ninguna iglesia quemada, todo es inaceptable y es una afrenta a la democracia, no al Gobierno“.

Por otra parte y junto con lamentar y condenar el intento de agresión del que fue víctima en la jornada de ayer el alcalde comunista de Recoleta, Daniel Jadue, Bellolio emplazó al presidente del PC, diputado Guillermo Teillier, asegurando que tras esto “me imagino que ahora sí el presidente de su partido va a decir que no le gustan las manifestaciones violentas. Espero que ahora sí pueda decirlo, porque básicamente cuando una persona quiere ir a hacer una manifestación pacífica, que era lo que estaba haciendo el alcalde Jadue, y vienen otros a agredirlo, entonces ¿qué es lo que ocurre? Se daña la democracia y eso es totalmente inaceptable”.

Finalmente, el ministro abordó los pocos días que restan para que se realice el Plebiscito constituyente precisando que “estamos en una semana crítica, en donde el 25 es el día que decidimos si vamos a resolver nuestros problemas tanto en materia social, política, económica, donde la violencia simplemente no cabe en un espíritu democrático ni menos a pocos días de una elección”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí