“El fin de semana de Halloween, esa inmensa idiotez, esa inmensa y estúpida costumbre estadounidense que hemos importado a nuestro país, habrá toque de queda. Halloween es un monumento a la imbecilidad”, señaló Vincenzo de Luca (71), gobernador de la región Campania cuya capital es Nápoles.

De Luca, del Partido Democrático, explicó que: “Probablemente podremos decidir bloquear la movilidad después de la medianoche incluso antes de ese fin de semana. Hablaremos con el Ministerio del Interior, porque si decidimos sobre tal medida necesitamos controles y sanciones estrictos”, advirtió, agregando que las medidas para evitar el aumento de contagios contempla el cierre de escuelas hasta el 30 de octubre, la prohibición de toda clase de fiestas, en lugares cerrados o al aire libre, toque de queda el fin de semana que se festeja Halloween, medida que regirá a partir de las 22 horas del viernes 30 de octubre.

El gobernador justificó las medidas como la única manera de parar los contagios que se han acelerado por las fiestas y para ellos hay que poner “un alto a la vida nocturna, se fiscalizará el uso de la mascarilla y quien no lo haga será “considerado como autor de un delito”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí