Sabemos que las herramientas digitales en temas educativos se han tomado el año producto de la pandemia. Pero también sabemos, que no todos los estudiantes tienen acceso a esas herramientas. Por esto, Efecto Educativo pensó en una solución práctica para todos ellos.

Con más de 15 años impulsando y desarrollando soluciones educativas innovadoras en Chile y Latinoamérica, Efecto Educativo es una Institución que se ha posicionado como un aporte en la implementación de propuestas educativas basadas en tecnología y material didáctico de alto valor pedagógico y de simple uso tanto para el docente como para los alumnos.

Cuentan con diferentes fórmulas para lograr el aprendizaje de manera exitosa, en alumnos desde pre kínder a sexto básico, en materias como Matemáticas, Lenguaje, trabajado en más de 3.000 establecimientos educativos en países como Chile, México, Perú, Puerto Rico y Panamá, realizando alianzas con instituciones de prestigio de nivel mundial, para la generación de productos, desarrollo e investigación.

Y para enfrentar las consecuencias en la educación a raíz de la pandemia, además de adaptar a la modalidad virtual varias de sus soluciones, Efecto Educativo ha desarrollado y creado una batería de recursos, entre ellos un “Kit para estudiantes sin conectividad”, que se envía a la casa del estudiante, permitiéndole ejercer un trabajo autónomo de forma experiencial y reflexivo en distintas áreas, tales como matemáticas, lenguaje, aprendizaje basado en proyectos y tecnología, entre otras. Estos kits, están en proceso de entrega, por lo que se encuentran en fase de capacitación y puesta en marcha, destacando su simpleza en el uso y profundidad en el trabajo y los contenidos.

“Su mayor ventaja es no interrumpir el proceso de enseñanza y aprendizaje para aquellos estudiantes con problemas de conectividad, permitiendo el trabajo autónomo y el desarrollo de habilidades por medio de trabajo experimental, de ejercitación y reflexivo”, comenta Sebastián Miranda, gerente general de Efecto Educativo.

El kit rural, tiene la virtud que puede ser utilizado sin estar conectados y además incorpora al alumno, a su familia y al docente para llevar con éxito el proceso educativo. Es un sistema de apoyo didáctico integral basado en una metodología activa, que permite que estudiantes de todos los niveles en zonas con barreras de acceso a Internet y conectividad, puedan mantener su proceso de aprendizaje de una forma exitosa.

“Posiblemente, durante todo el 2021, la educación será híbrida entre clases presenciales de grupos pequeños, clases remotas y tareas para la casa. En este escenario, el principal desafío es fomentar la autonomía de los estudiantes y proveer de herramientas atractivas para que la experiencia de aprendizaje sea estimulante y enriquecedora”, finaliza Miranda.do

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí