El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, valoró este jueves la decisión de Carabineros de dar de baja al funcionario policial involucrado en lanzar al lecho del río Mapocho a un adolescente en medio de una manifestación en el puente Pio Nono.

De esta forma, el Gobierno reaccionó a la determinación adoptada por la institución policial en contra de Sebastián Zamora, quien cumple prisión preventiva tras ser acusado de homicidio frustrado por empujar a un menor de 16 años al cauce.

La decisión esgrimida por Carabineros se basa en haber omitido información sobre la cámara corporal que portaba y por el pendrive que tenía en su casillero en la 40 Comisaría. Su notificación se hizo en forma presencial en Pudahuel Norte, lugar en donde se encuentra en prisión preventiva.

En ese sentido, Galli dijo que la sanción contra el ahora exfuncionario policial fue una “falta declarada grave por el general director de Carabineros (Mario Rozas)”.

Además, declaró que la policía uniformada ha “aprendido de lecciones del pasado y justamente una de las lecciones de hechos ocurridos hace años atrás, es que Carabineros no puede utilizar cámaras corporales personales, salvo que así lo declare y que sean aceptadas por la institución”.

Explicó que esta disposición es para “evitar justamente que esas imágenes puedan ser utilizadas en contra de la institución o sean ocultadas por parte del personal”.

Sin embargo, explicó que lo establecido esta jornada por Carabineros en contra de Zamora es “independiente a la investigación penal que lleva adelante la fiscalía, en que confiamos que se va a investigar exhaustivamente cuáles fueron las circunstancias en que ocurrieron los hechos y las responsabilidades que le pueden caber a los involucrados”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí