Saltar la cuerda es un ejercicio que realmente aporta a tu rutina de ejercicio. Entre los beneficios de saltar la cuerda, están aquellos que motivan a quienes quieren bajar de peso, ¿sabías que con 30 minutos saltando la cuerda puedes quemar hasta 300 calorías?

Además, trabajas tu cuerpo como con casi ningún otro ejercicio. Entre las partes de tu cuerpo que se verán fortalecidas están piernas, torso, abdomen, brazos y hombros; a esto, añade que incrementarás tu fuerza y resistencia. Si apenas comienzas con la cuerda, continúa leyendo para que conozcas todos sus beneficios y si tienes práctica con la cuerda, cumple este reto de saltar la cuerda para cambiar tu cuerpo en 30 días.

Ayuda a mejorar la respiración

Tan sólo hacen falta unos minutos para encontrar tu propio ritmo con la cuerda, y para la segunda o tercera sesión ya sentirás que lo dominas. Si lo practicas de manera regular, irás desarrollando tu capacidad cardio-respiratoria, y el desgaste calórico puede llegar a ser hasta tres veces superior que con la carrera. Sin embargo, sé prudente: aunque encuentres rápidamente tu cadencia óptima en el salto de cuerda, lo mejor es empezar poco a poco: cinco minutos la primera vez, alternando diez segundos de salto con 20 segundos de recuperación, y ve incrementando tu tiempo. En dos semanas debes poder saltar 20 minutos e invertir la relación ejercicio-tiempo de recuperación.

Mejora la circulación

La sucesión de contracciones y relajaciones del sistema válvulo-muscular impide la congestión venosa (causante de las várices, entre otras cosas) y favorece la adecuada circulación. Para optimizar los beneficios que la cuerda de salto tiene para la salud, procura estirar las pantorrillas antes de empezar a saltar: coloca la parte delantera de los pies sobre el primer escalón de una escalera, con los talones al aire. Ve bajando hacia atrás poco a poco, sin flexionar las rodillas, y baja hasta donde te sea posible, de manera que el talón esté más abajo que los dedos de los pies. Trata de mantener esta última posición durante al menos 30 segundos, permitiendo que tu propio peso corporal sea la fuerza de estiramiento

Tus músculos agradecerán que saltes la cuerda

Desde un punto de vista estrictamente muscular, el salto de cuerda necesita menos masa muscular que la natación, la bicicleta o la carrera. Pero esto no es tan importante porque el salto de cuerda es, sobre todo, un ejercicio de apoyo para otras disciplinas –especialmente deportes de combate–, porque ayuda a desarrollar la coordinación, el equilibrio, el salto vertical, la concentración, la hipertrofia muscular y el estiramiento de la columna vertebral (sí, estamos hablando de elongación espinal).

Alimentos como combustible

Tu cuerpo necesita combustible al momento de saltar cuerda y es precisamente aquí donde hacen acto de presencia los carbohidratos, que serán los encargados de hacer que los músculos trabajen bien. Por esta razón es vital consumir un snack saludable 1 o 2 horas antes de tomar la cuerda entre tus manos para que tu energía, resistencia, fuerza y masa muscular aumenten. Opta por una comida que contenga alrededor de 20 a 30 gramos de carbohidratos y de 15 a 20 gramos de proteína.

Fuente: GQ

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí