¿Se imaginan que en Londres saquen la Columna de Nelson? IMPENSADO, pero si hubiese estado en Chile, capaz que algunos habría pedido su traslado argumentando su cuidado ante los “vándalos”, como ha ocurrió con el conjunto monumental al General Manuel Baquedano, héroe de la Guerra del Pacífico, debido al progresivo deterioro a causa de las protestas y vandalizaciones que ha sufrido, pero este miércoles el Consejo de Monumentos Nacionales hizo oídos sordos a las peticiones y optó por NO RENDIR LA PLAZA.

Haber cedido a las peticiones de retiro el monumento sin duda habría abierto la puerta a que, por presión ciudadana o política, llovieran solicitudes de retiro e monumentos porque simplemente a determinados grupos y grupúsculos no les gusta tal o cual monumento.

De hecho, en el programa Las Cartas Sobre La Mesa de Infogate el coronel Eduardo Villalón, Jefe del departamento Cultural de Ejército de Chile, se refirió a la posible reubicación del monumento tras la petición hecha por el propio Ejército, en un intento por cuidar el monumento.

El Consejo señaló que, considerando los antecedentes desde 2019 a la fecha, y “luego de tomar conocimiento de los resultados del monitoreo reciente de la escultura, relieves y su base, que no dan cuenta de nuevos daños de tipo estructural, el Consejo acordó por mayoría de sus miembros ratificar el acuerdo que adoptó en su sesión del 8 de enero de 2020, en el sentido de mantener el monumento en su actual emplazamiento, y continuar el monitoreo permanente del conjunto escultórico”.

“Se mantiene también lo acordado en enero, en cuanto a evaluar las iniciativas que puedan presentarse tanto para mantenerlo en el lugar o solicitudes de retiro, traslado y resguardo temporal del bien, poniendo a su disposición las competencias técnicas y la información del CMN”.

Una de las piezas derribadas en las tantas protestas: El soldado vigía que se encontraba mirando al oriente del monumento fue retirado y está bajo custodia en la Municipalidad de Providencia.

Ahora bien, el conjunto monumental ya había sido dañado y algunas esculturas como el vigía y la alegoría a la Victoria habían sido retiradas, tal como informó el propio Consejo en enero de este año: “En su sesión plenaria definió además, por unanimidad, proceder de manera urgente al retiro o refuerzo de los elementos con riesgo de caída o pérdida“.

Pero -tal como publicó Infogate el 14 de marzo de 2020 la Plaza Baquedano, hoy rebautizada -por algunos miles- como Plaza de la Dignidad, refleja el total desapego y desconexión de muchos con la historia del país, culminando con un conjunto monumental ícono de Santiago Capital prácticamente destruido. A diferencia de Prat y los heroicos episodios navales, las victorias militares del Ejército parecen haber perdido su arraigo popular.

El 14 de marzo de este año así lucía el monumento. (Foto: infogate)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí