En una reunión donde participaron expertos del Instituto de Salud Pública (ISP), OMS/OPS de Washington y del Ministerio de Salud, se analizó el detalle de las variantes que han circulado en el país del virus SARS-CoV-2, durante el periodo de marzo a mayo y de junio a septiembre del 2020, descartando que el aumento de contagios en Magallanes se deba a esta nueva variante.

Desde que comenzó la pandemia por COVID-19, científicos del ISP han secuenciado alrededor de 435 genomas completos de cepas virales en Chile, para conocer sus características genotípicas con el objetivo de realizar un monitoreo genómico y epidemiológico de las variantes y linajes que circulan en el país.

En el periodo de marzo a mayo circularon las variantes L, S, GR, G, GH, siendo estas dos últimas las más predominantes en la región Metropolitana y en otras regiones del país, mientras que entre junio-septiembre en la región Metropolitana ha circulado en forma predominante la variante GR. Los resultados obtenidos en Chile son similares a los observados en Latinoamérica, y otros países del mundo. 

En la región de Magallanes durante el periodo marzo-mayo se detectaron las variantes G y GH y en septiembre, las muestras analizadas demostraron la presencia de una variante GR, al igual que la región Metropolitana.

El análisis de los linajes de la variante GR en la región Metropolitana demostró la presencia de 6 linajes (B.1.1, B.1.1.33, B.1.1.1, B.1.1.25, B.1.1.26, B.1.1.35), sin embargo, en la región de Magallanes solo se detectó el linaje B.1.1.1 en muestras analizadas en el mes de septiembre.

La detección de una mutación en la proteína spike de SARS-CoV-2 en el linaje detectado en la región de Magallanes, también fue descubierto en genomas del linaje B.1.1.1 de la región Metropolitana. Es importante destacar, que esta mutación no se encuentra en el sitio de unión de la proteína Spike con el receptor ACE2 celular.

Al respecto, el director (S) del ISP, Heriberto García, señaló que “no hay evidencia que indique que el aumento de casos en la región de Magallanes se deba a la variante GR. Por lo mismo, es importante que todos los ciudadanos y especialmente en esta región austral del país, mantengan las recomendaciones de la autoridad sanitaria y a su vez, tengan presente realizar una ventilación constante en sus hogares, a pesar de las fuertes corrientes de aire de la zona”.

A su vez, el Dr. Jairo Méndez Rico, responsable de vigilancia virológica de SARS-COV-2 de OPS/OMS, señaló que el trabajo conjunto con el ISP ha permitido realizar el seguimiento a las secuencias genómicas inscritas en la base de datos global.

La información generada en Magallanes no constituye por el momento una situación de preocupación internacional pues en las bases de datos no hay actualmente nada que nos llame particularmente la atención, más allá de los análisis que ya conocemos. Las mutaciones son un proceso natural de evolución de los virus y es importante mantener la vigilancia genómica”, explicó.

Asimismo, destacó la confianza que da a la OPS/OMS al trabajo del ISP en Chile, como laboratorio de referencia para secuenciación, además de ser un centro que ha capacitado a especialistas de otros laboratorios de referencia de varios países de las Américas.

Por su parte, Jorge Fernández, jefe del subdepartamento de Genética Molecular del ISP, señaló que “el análisis del genoma completo SARS-CoV-2 nos permite identificar y clasificar tanto las variantes como los linajes y de esta forma poder comparar los genomas de los SARS-CoV-2 que circulan en Chile con otros presentes en diferentes partes del mundo. La mutación en la proteína Spike, en el linaje detectado en Magallanes también se ha reportado en muy baja proporción en otros países. La evaluación que hemos realizado nos indicaría que este linaje en particular no tendría un comportamiento diferente a otros detectados en Chile.  Sin embargo, estamos aislando este linaje para estudiar su comportamiento “in vitro””.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí