El ministro secretario General de Gobierno, Jaime Bellolio, reiteró la mañana de este jueves en La Moneda en duros términos el rechazo del Ejecutivo al proyecto de indulto para los detenidos durante hechos de violencia, en el contexto del estallido social, señalando que “estamos totalmente en contra”.

Dicha iniciativa fue presentada ayer por los diputados de Convergencia Social Gabriel Boric, Gonzalo Winter, Gael Yeomans y Diego Ibáñez, habiendo sido anunciada previamente por el senador Alejandro Navarro, ocasión en la cual ya el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, había anticipado la frontal oposición del Gobierno a esta idea.

Al respecto, el vocero señaló hoy que “queremos decir muy claramente como Gobierno, que esta propuesta de indultar a quienes han sido condenados por tribunales independientes por haber cometido delitos graves por haber incendiado, por haber destruido los centro de nuestras ciudades, por haber tirado bombas molotov, por haber destruido mobiliario publico, por haber quemado buses… Indultarlos a ellos, es simplemente justificar la violencia“.

Además, el secretario de Estado subrayó que, en una democracia, es el Ministerio Público el ente encargado de investigar y los tribunales quienes sancionan, por lo cual “no cabe la idea de un indulto a la violencia, a la destrucción, cuando exactamente la violencia y la destrucción es la antítesis de la democracia”.

Añadió que “estos diputados de izquierda lo que están haciendo es una señal en favor de la violencia y la destrucción”. En la misma línea, criticó que se pida impunidad para alguien que cometa delitos y que se ofrezca un indulto “porque algunos les beneficia esa violencia o les gusta que eso ocurra”. 

Revolución Democrática Protegida

Bellolio siguió sus duras palabras en contra de partidos de la oposición, tras referirse también al proyecto de inhabilidades y las críticas de dicho sector.

Así, explicó que “el Gobierno, lo que promulgó es la ley que ponía límite a la reelección (…) Sin embargo, hay un aspecto en que los alcaldes quedaron imposibilitados de poder concurrir a ser candidatos a gobernadores regionales porque ya había vencido ese plazo; esa es la única razón por la cual se ha presentado ese proyecto que era transversal”.

En ese contexto dijo lamentar “que haya algunos que se hayan echado para atrás, y lamento más profundamente que haya quienes pretendan cambiar las reglas que los chilenos votaron en el Plebiscito del 25 de octubre; significa que simplemente no creen en la democracia“.

Luego, salió a criticar abiertamente al partido Revolución Democrática afirmando que “nosotros creemos que tiene que haber más opciones para que los chilenos escojan libremente y no como algunos pretenden en una democracia protegida; algunos debieran cambiar el nombre de su propio partido, ya no ya a Revolución Democrática sino que Revolución Democrática Protegida, en donde simplemente no creen que los chilenos sean capaces de escoger entre las mejores personas para que vayan, por ejemplo, a una Convención“.

Siguió sus afirmaciones haciendo hincapié en que “si están tan seguros de ello, entonces también eliminen a los exministros, a las exautoridades, a los exparlamentarios. Son los chilenos los que quieren escoger quienes van a ser sus convencionales; son los chilenos los que tienen que escoger quienes van a ser sus autoridades. Nosotros queremos el limite a la reelección, pero a diferencia de ellos, creemos que los chilenos sí saben escoger y creemos que debe haber mejor competencia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí