La policía investiga el crimen. El cura ortodoxo se encuentra en estado grave tras ser tiroteado. Su agresor se dio a la fuga, indicaron medios locales.

Un sacerdote ortodoxo de nacionalidad griega fue tiroteado con una escopeta de cañones recortados este sábado en Lyon (suroeste de Francia),  a primera hora de la tarde.

El sacerdote “estaba cerrando su iglesia”, precisó esa fuente, que añadió que se encuentra en estado grave.

En la zona, que se encuentra acordonada por las fuerzas del orden, el religioso fue evacuado en camilla al tiempo que señaló que no conocía al agresor, según indica el diario lionés Le Progres en su edición digital.  

El citado medio informa que: “Según nuestra información, un sospechoso fue detenido este sábado al final de la jornada por agentes de la Policía Nacional. Presuntamente disparó contra un sacerdote ortodoxo este sábado por la tarde, rue du Père-Chevrier, en el distrito 7, hiriéndolo gravemente“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí