El líder del Partido Republicano, José Antonio Kast, llegó este lunes a La Moneda para entregar una carta al Presidente Sebastián Piñera, en la que pide que el Mandatario convoque a un pacto electoral que pueda unificar a los partidos de Chile Vamos y a toda la centroderecha de cara a la elección de constituyentes, ya que, de no hacerlo, se dejaría al sector dividido y menoscabado.

“Hoy solicitamos a usted que intervenga directamente en un asunto de la máxima relevancia política (…) las opciones de nuestro sector se verán limitadas si no logramos presentar una lista única que convoque a todas las sensibilidades que existen en el sector, además de Chile Vamos”, enfatiza el documento, el que fue recibido por el Vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, a quien agradecieron por el gesto.

Se agrega en la misiva que “hemos hecho un llamado y una invitación a los líderes de Chile Vamos a que podamos conversar y discutir en igualdad de condiciones, si existen o no mínimos comunes sobre los cuales construir una coalición que nos permita enfrentar el debate constitucional más allá de nuestras legítimas diferencias. Si bien ese llamado ha sido acogido por algunos partidos, en otros hay resistencia. Esa es la distancia que nos impide avanzar en un posible acuerdo”.

Además, hizo un llamado de unidad, señalando que si bien “hemos tenido muchas diferencias con su Gobierno y aunque hemos sido, y seguiremos siendo, críticos de muchas decisiones y propuestas con las que no estamos de acuerdo, sepa usted que también lo hemos apoyado en momentos difíciles, cuando incluso sus propios partidarios habían tomado distancia del Gobierno que encabeza”.

Por ello, la carta destaca que “como Partido Republicano nos hemos impuesto este miércoles como plazo límite para explorar una oportunidad de pacto electoral con Chile Vamos. Le pedimos que convoque a los timoneles de los partidos políticos de su coalición y los inste a materializar el encuentro que hemos propuesto antes de esa fecha”.

El documento finaliza emplazando a Piñera, al indicar que “los presidentes pasan, pero las Constituciones quedan y el legado más triste que su Gobierno podría ser dejar una centro-derecha dividida y menoscabada a la hora de enfrentar la construcción de nuestra norma más importante“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí