Las elecciones en Estados Unidos se están dando con una lucha voto a voto en los distintos estados sin que hasta ahora se tenga claridad de quién ganó las presidenciales. Sin embargo, lo llamativo de este episodio dentro de la vida democrática estadounidense es que el actual presidente, Donald Trump, acusó este miércoles a los Demócratas de “intentar robar” los comicios, y describió los resultados provisionales como una “gran victoria” que podría llevar a su reelección.

Tenemos una GRAN ventaja, pero ellos están intentando ROBAR las elecciones. Nunca les dejaremos hacerlo. ¡Los votos no pueden emitirse una vez cierran las urnas!“, escribió Trump en su cuenta de Twitter, sin aportar pruebas de su acusación.

El mandatario emitió su tuit justo después de que su rival demócrata, Joe Biden, diera un breve discurso desde Wilmington (Delaware) y declarara que la contienda no habrá acabado “hasta que cada voto esté contado“.

Sin embargo, luego acompañado por su esposa Melania y el vicepresidente Mike Pence, Trump se proclamó vencedor en las presidenciales, a pesar de que en varios estados clave se siguen contando los votos, con escasa diferencia entre él y su rival demócrata.

Incluso, Trump aseguró que recurrirá al Tribunal Supremo para denunciar un presunto “fraude” en su contra.

Los resultados de hoy han sido fenomenales, quiero agradecer a los millones de estadounidenses que votaron por nosotros”, dijo el mandatario al inicio de su alocución. Luego, detalló aquellos estados donde su triunfo ha sido arrollador, citando la cantidad de miles de votos que sacó por sobre Biden. Agregó que recurrirá a la corte porque “queremos que se detengan las votaciones”. Al momento en que Trump dijo esto, ya no había votaciones en curso.

Por ello, sus palabras fueron interpretadas por diversos analistas como un llamado a frenar el conteo de votos llegados por correo, los cuales según ley pueden ser añadidos al resultado final después de que terminen las elecciones, siempre y cuando hayan sido enviados a tiempo. “Vamos a ganar y, en lo que a mí concierne, nosotros ganamos esta elección”, agregó Trump, que denunció que se fragua “un fraude al pueblo estadounidense”.

Sin presentar pruebas

Las leyes electorales estadounidenses señalan que todos los votos deben ser contados, y este año el proceso ha sido más lento debido a que más personas participaron votando por adelantado por correo, en parte debido a los riesgos que supone la pandemia del coronavirus, que tiene a Estados Unidos como el país con más casos y muertos en todo el mundo.

Ya antes del día de las elecciones Trump había denunciado un presunto fraude a través del voto por correo, sin presentar evidencias al respecto. El voto postal es una institución dentro del sistema estadounidense. El conteo de votos avanza con especial lentitud en Pensilvania, Michigan, Maine y Nevada, mientras se espera que el nivel de participación a nivel nacional rompa todos los récords.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí