• En la comuna de Pinto, aeronaves están combatiendo las llamas que ya han arrasado con más de 200 hectáreas en la Reserva Nacional Ñuble. Allí una flota de helicópteros y tripulación de Ecocopter, especialistas en el combate de incendios forestales, se encuentra operando en la extinción del fuego. Expertos coinciden que esta temporada será extremadamente compleja por tres variables: altas temperaturas, intensa sequía y el combustible vegetal acumulado en extensas zonas del país.

Los incendios forestales desatados en California, la Amazonía, Australia y Siberia en el último tiempo, y que estuvieron prácticamente sin control, mantienen hoy en estado de alerta al hemisferio sur del continente, y en especial al cono sur de América por la llegada de la temporada primavera-verano. En Chile hay preocupación, ya que expertos coinciden que existe el riesgo de desarrollo inminente de incendios forestales entre las regiones de Atacama y Magallanes, el cual tiene su origen principalmente, por la disminución de precipitaciones, la sequía acumulada que se arrastra por más de una década y la alta disponibilidad de combustible vegetal que ha proliferado y que se encuentra con alto estrés hídrico. Una situación que se agudiza día a día, especialmente por los pronósticos de altas temperaturas por sobre lo normal a partir de octubre.

En medio de este escenario, los helicópteros se han transformado en los protagonistas y cumplen un rol clave en le extinción y el combate al fuego desde el aire, sobre todo en lugares inaccesibles donde no pueden llegar las brigadas terrestres.

Es por esta razón que Ecocopter, mantiene su flota de helicópteros y tripulaciones en estado de alerta para combatir incendios forestales en el país. De hecho, se encuentran operando aeronaves que están combatiendo el fuego en la comuna de Pinto donde las llamas ya han arrasado con más de 200 hectáreas específicamente en la Reserva Nacional Ñuble.

Para ello, cuenta con tripulaciones expertas, equipamientos y logística para este tipo de procedimientos, además de helicópteros adecuados según la geografía y condiciones de cada zona. El modelo AS 350 B3, posee características óptimas para atacar las llamas desde el aire y el traslado de grupos de brigadistas. Este tipo de aeronaves pueden volar a baja altura, tienen potencia, estabilidad, rapidez y una capacidad de liberar hasta 1.000 litros de agua por descarga. Una completa logística para brindar el servicio de manera rápida, oportuna y eficaz, atributos claves al momento de combatir el fuego.

“El diagnóstico prevé un posible aumento y ya hay focos en algunas comunas en Chile, y todo apunta a que vamos a estar bastante más complicados ante lo cual ya estamos operando. Tenemos un completo plan de apoyo aumentando la disponibilidad de flota, equipamiento y preparación de las tripulaciones, además de operar con sentido de urgencia y contar con todas las medidas de seguridad y protocolos exigidos por la autoridad a raíz de la pandemia, lo que se traduce en un importante aporte al trabajo mancomunado para apagar el fuego y evitar su propagación.”, afirma Francisco Arriagada, Gerente Comercial de Ecocopter.

Según cifras de la Corporación Nacional Forestal, CONAF, el año pasado resultaron afectadas 36.765 hectáreas en todo el país, lo que representa un aumento en el daño de 186%, y esta temporada podría ser aún más compleja. Aunque se sabe que el 99% de los siniestros los provoca el ser humano, la causalidad de los incendios forestales correspondió a un 80% de accidentabilidad, 10% de intencionalidad y 10% de origen desconocido. Por tal motivo, estar preparado es fundamental para evitar desgracias de proporciones que pueden afectar no solo a la salud de las personas, sino también a la economía y al medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí