El exministro de Salud, Jaime Mañalich, declaró por segundo día, en calidad de imputado, ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago por la investigación que se lleva ante la posible negligencia en la gestión de la pandemia, negando haber corregido o elaborado informes epidemiológicos durante su gestión.

En la sesión de este jueves, los abogados defensores del extitular del Minsal alegaron que los fiscales estaban repitiendo preguntas o redundaban en los mismos temas que ya habían sido abordados.

El representante de Mañalich, Gabriel Zaliasnik, aseguró que “lo que pretendemos es que el Ministerio Público se abra a la posibilidad de que existan razones distintas a las que ve o quiere ver en un momento determinado”.

Si no se oye durante cinco meses, por distintas razones, al imputado y cuando el imputado da una explicación y preguntan de una forma, me parece que el Ministerio Público tiene que sincerar su posición”, explicó.

Sin embargo, los persecutores mostraron distintos documentos, especialmente centrados en los de Epidemiología, lo que generó molestia en la defensa del exministro Mañalich, quienes insistían en la reiteración del interrogatorio.

Pero el exjefe del Minsal volvió a reiterar su posición respecto a que se debió recurrir a los laboratorios por lo errores de datos que se ingresaban a Epivigila, especialmente en la fecha que corresponde a mediados de abril.

Sin embargo, el exsecretario de Estado aseguró al tribunal, según consigna radio Biobío, que él no era el encargado de elaborar los informes epidemiológicos y que, incluso, en muchas ocasiones no alcanzaba a revisarlos por completo.

A partir del 19 de abril, a mí me llegan estos informes directamente a través de un mail, y lo que yo hago es mirarlos en una lectura cruzada si hay algún error grosero”, precisó Mañalich a lo que añadió que “yo no tenía manera de contrastar las fuentes de esta información, ni tampoco a partir de esa fecha”.

A renglón seguido, aseguró que solamente en una ocasión corrigió uno de los informes, debido a que observó un error en las cifras de contagio de una comuna en donde aparecían más de 200 y en la realidad eran un poco más de 20.

No hice ninguna revisión ni corrección de algún número, no porque no tuviera la voluntad de hacerlo, sino porque no tenía ninguna posibilidad, ni me correspondía de acceder a las bases de dicha información”, explicó a la justicia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí