La hipoteca clave a 30 años marcó un hito histórico al reducir su porcentaje a 2.86%

Por decimosegunda vez en este año, los costos para comprar viviendas en Estados Unidos descendieron a un mínimo histórico, generando una ola de solicitudes de los usuarios para adquirir y refinanciar hipotecas, según se dio a conocer en un sondeo semanal de la Asociación de Banca Hipotecaria (MBA)

La tasa de interés fija del crédito hipotecario a 30 años es el instrumento de financiamiento más popular para la compra de viviendas en el país norteamericano. En la semana final del 12 de junio del presente año, cayó a 3.30 por ciento desde el 3.38 por ciento de la semana anterior, indicó MBA (por su siglas en inglés). 

Respecto a inicios de este año, las tasas hipotecarias han bajado alrededor de 0.50 % después de que la Reserva Federal de Estados Unidos recortó su tipo de interés a casi cero con la finalidad de ayudar a mitigar el impacto económico de la pandemia del coronavirus. Según indicó la MBA, las solicitudes de hipotecas subieron en un 8 %, debido a la caída de los costos de endeudamiento. Los procedimientos para la compra de viviendas también subieron a máximos de 11 años y las solicitudes para refinanciamiento de hipotecas incrementaron en 10 %, a finales de abril. 

En la semana de agosto, la empresa Freddie Mac informó que la tasa promedio de un crédito para una vivienda a 30 años aumentó de 2, 88 % a 2, 96 %. Hace un año, la tasa tenía un promedio de 3.60 %. Y es que en una economía afectada por la pandemia del coronavirus, la demanda de la vivienda es uno de los puntos positivos, especialmente para las personas que están considerando realizar su primera compra. En este caso, existen créditos hipotecarios en Estados Unidos que cobran un pago inicial de 3 %.

La refinanciación de hipotecas ha estado en auge en medio de las tasas de interés de este año, de tal manera que podría costar más a muchos propietarios de viviendas. Esto se debe principalmente a la comisión anunciada por Freddie Mac y Fannie Mae la cual fue aprobada por la Agencia Federal de Financiamiento Para Vivienda, autoridad reguladora de las dos compañías. Esta nueva comisión entró en vigor el 1 de septiembre, aplicándose a la mayoría de los refinanciamientos hipotecarios. Para los prestamistas equivale a medio punto porcentual del crédito total para la vivienda y tiene como fin el dotar a Fannie Mae un colchón contra la falta de pagos de la hipoteca durante la crisis económica. De esta manera, es posible que el costo se transfiera a propietarios y que cueste un aproximado de 1400 dólares. Ante ello, la Asociación de Banqueros de Hipotecas determinó que aumentará las tasas de interés a los propietarios de viviendas, quienes ya se encontraban en una situación complicada. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí