El exministro del Interior, Víctor Pérez, expresó este lunes su satisfacción por el rechazo que hizo el Senado a los tres capítulos de la acusación constitucional, indicando que esto le hacía mejorar la esperanza que tiene en el Chile del futuro.

El debate de hoy, no sólo la votación, mejoró sustancialmente la esperanza que tengo en el Chile del futuro, de que es posible realizar un debate de altura, un debate de ideas, analizar los temas en profundidad. El Senado demostró altura y capacidad”, precisó el exjefe de Gabinete a su salida de la sala del Senado.

Asimismo, reiteró su posición respecto a que la acusación carecía de fundamentos para aprobarla, afirmando que “tal como lo dije desde que se presentó la acusación, esta era una oportunidad para demostrar que no había faltado a ninguna infracción constitucional y legal y que había tratado y esforzado de cumplir el mandatario del Presidente de la Repúblico de la mejor manera, con la mayor eficacia y con respeto de las normas legales”.

Fue un triunfo inobjetable, se demostró que defendíamos la verdad, que teníamos la razón, que teníamos argumentos de que se nos acusara tan injustamente”, expresó.

Consultado por la esperanza, Pérez apuntó a que “vi senadores de oposición, a los cuales por cierto agradezco, que tuvieron una argumentación extraordinariamente fundada”.

Creo que cuando uno debate con adversarios que fundan sólidamente, profundamente sus posturas, eso le hace muy bien al país y creo que seis o siete senadores de oposición que hoy día hicieron ese trabajo, me genera esa esperanza en Chile que muchas veces por las incertidumbres que vivimos, con las dificultades que sufrimos, vemos un futuro un poco oscuro, pero creo que hay capacidades políticas en nuestro país para resolver nuestros problemas y avanzar en democracia”, mencionó el extitular del Interior.

En cuanto a su futuro político, Víctor Pérez dijo que será materia de reflexión y que no ha tenido tiempo de pensar en eso, ya que “me dediqué durante todo este tiempo a ser ministro del Interior cuando fui suspendido por la Cámara de Diputados me dediqué a prepararme para este debate, por lo tanto, a partir de ahora pensaremos qué es lo que puede deparar el futuro”.

Asimismo, admitió que esta acusación ha sido un momento duro en su vida, ya que “no es usual que a uno lo acusen constitucionalmente y no es usual estar en le banquillo de los acusados, no es una tarea fácil”.

Son todos temas que yo no he podido conversar con nadie, ahora sin duda yo soy militante de la UDI, soy una persona que lleva más de 30 años en la UDI y jamás me voy a retraer a cumplir obligaciones. Pero hoy día lo tengo absolutamente nada en mente y mentiría si puedo esbozar un determinado camino”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí