Luego que dos menores de edad del hogar Carlos Macera de resultaron heridos por impactos balísticos, el Juzgado de Familia de Talcahuano activó los protocolos para obtener antecedentes de la situación y resguardar los derechos de los niños, así como de otros NNA que habrían sido detenidos en la institución, la cual depende del Sename.

Es así que el juez presidente del tribunal del puerto, Roberto Parra, se constituyó en el recinto, logrando conversar con su directora para recabar información sobre el episodio, mientras que la magistrada del mismo juzgado, Ximena Vega, concurrió al Hospital Las Higueras para interiorizarse sobre la salud de ambos menores.

El tribunal ha estado muy preocupado por la situación de salud de los niños y esperamos resolver a la brevedad las medidas cautelares solicitadas por los curadores ad litem (abogados representantes) de los niños, como algunas otras que el tribunal puede adoptar de oficio en caso de que se requiera“, expresó la jueza Nicole D’Alencon, vocera del tribunal.

Los antecedentes fueron recibidos por la Corte de Apelaciones de Concepción, tribunal de alzada que a través de su presidente, Vivian Toloza, manifestó su preocupación por lo ocurrido y detalló que lo acaecido debe seguir su curso normal, con una investigación en curso.

Actualmente el asunto está en conocimiento de la justicia y de los jueces de Familia que les corresponde hacerse cargo de los residentes del Hogar Carlos Macera“, aseveró Toloza.

Además, la magistrada del Juzgado de Familia de Talcahuano Carmen Fuentealba visitó el hogar junto a profesionales del área psicosocial para ver la situación actual de los jóvenes que fueron testigos del hecho y reunir nuevos antecedentes sobre lo acontecido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí