Este domingo el Presidente de Chile, Sebastián Piñera anuncia con bombos y platillos la reapertura de las fronteras a partir de este lunes, lo que dejará al país muy vulnerable al ingreso de contagios y en medio de una agresiva segunda ola que afecta a Europa y otras naciones, la OMS alerta de una TERCERA OLA DE CONTAGIOS, transformando el anuncio chileno en una acto suicida en términos de salud pública. Anuncio que se da cuando Chile oficialmente registró 1.497 nuevos casos y 39 fallecidos y 540.640 el total de casos desde el inicio de la pandemia.

Piñera y sus ministros y asesores que seguramente no saben de la alerta de la OMS, aseguró que: “Todos los chilenos y extranjeros no residentes, que ingresen al país, deberán somemeterse a vigilancia, informando su localización al Minsal”.

El cable de Sputnik, señala que: Los países europeos podrían enfrentarse a la tercera ola del coronavirus a principios de 2021, advirtió en una entrevista con el grupo suizo CH Media el enviado especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el covid-19 en Europa, David Nabarro.

“No lograron construir la infraestructura necesaria durante los meses de verano, después de poner bajo control la primera ola. Ahora tenemos la segunda ola. Si no se construye la infraestructura necesaria, tendremos una tercera ola a principios del próximo año”, dijo Nabarro.

El representante de la OMS opinó que Europa tiene mucho que aprender de los países asiáticos.

“Hay que reaccionar rápido al virus, de manera contundente y decisiva. Especialmente al principio, cuando el virus todavía se está propagando muy lento en diferentes comunidades. Si reaccionas a medias, el problema se agranda muy rápido”, señaló el enviado.

Nabarro apuntó que muchos países de Europa Occidental necesitan “nuevamente poner el virus bajo control”, pero sin recurrir a las medidas que suponen un costo elevado, como el confinamiento.

Desde el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud califica como pandemia la enfermedad covid-19 causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 detectado a finales de 2019.

A lo largo del mundo se han detectado más de 58,20 millones de casos de infección por el patógeno, incluidos más de 1,38 millones de decesos y unos 37,26 millones de recuperaciones, según la Universidad Johns Hopkins de EEUU. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí