• Conmemorando el Día del Cine Chileno, la Cineteca Nacional exhibirá una versión en alta resolución de Valparaíso mi amor (Aldo Francia, 1969) con sonido restaurado.
  • Con el fin de promover el acceso al patrimonio audiovisual, a partir de este mes la Cineteca Nacional abre su acervo a todo público.

Cada 29 de noviembre se conmemora en el país el Día del Cine Chileno, fecha establecida en memoria de los cineastas Jorge Müller y Carmen Bueno, detenidos desaparecidos al día siguiente del estreno de la película A la sombra del sol (Pablo Perelman, Silvio Caiozzi) en 1974.

Para este año, la Cineteca Nacional de Chile ha preparado dos actividades en torno a esta conmemoración: la exhibición en exclusiva de una versión en 4K y con audio restaurado del clásico de Aldo Francia, Valparaíso mi amor (1969) y el lanzamiento de una nueva plataforma de acceso público a su acervo, con información que da cuenta de los más de 5.000 títulos depositados en su archivo, de diversos géneros y formatos.

VALPARAÍSO MI AMOR EN ALTA RESOLUCIÓN

Una de las cumbres del llamado Nuevo Cine Chileno es Valparaíso mi amor (1969), el primer largometraje de Aldo Francia. Un filme que, según las mismas palabras de su realizador, estaba fuertemente influenciado por el neorrealismo italiano y las nuevas olas europeas, pero que hoy demuestra ser dueño de una fuerza propia, al ser un atemporal retrato del puerto, con sus cerros recorridos por un grupo de niños que sobreviven en medio de una dura realidad, reflejada en esa recordada secuencia en la que huyen de la policía. La película, inspirada en hechos reales, cuenta la historia de cuatro niños que han quedado solos porque su padre ha sido detenido por robar ganado. La historia, adaptada por Aldo Francia y José Román a partir de una crónica roja, tuvo en su época una exitosa recepción en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, la Semana Internacional del Cine de Barcelona y el Forum de Berlín en 1970.

Este noviembre, y casi a 50 años de su estreno, la Cineteca Nacional de Chile exhibirá en modalidad online una nueva versión en formato de alta resolución 4K y con el sonido totalmente restaurado, escaneada a partir de las copias en 35mm que la misma Cineteca resguarda en sus bóvedas climatizadas. Será un nuevo reencuentro con un clásico chileno, en la mejor versión a la fecha, que va tras la conquista de nuevas generaciones de seguidores.

La película estará disponible a partir del viernes 27 de este mes en la Cineteca Nacional Online y contará con una presentación especial a cargo de Sergio Navarro, cineasta y académico.

ACCESO PÚBLICO AL ACERVO DE LA CINETECA NACIONAL 

El año 2017, la Cineteca Nacional emprendió el desafío de construir un sistema de base de datos que permitiera reunir en un solo sitio la información de todo su acervo fílmico y documental, con el objetivo de poner en acceso el patrimonio cinematográfico que conserva.

Esta plataforma, realizada con estándares internacionales, denominada Acervo Cineteca Nacional de Chile, contiene el detalle del material audiovisual salvaguardado en sus bóvedas, incluyendo filmes, videos y archivos digitales, además de documentación y metadatos (información anexa a las películas), así como el catálogo de afiches, libros, fotografías y revistas, entre otros materiales. 

A partir de este mes, todo el acervo pasará a estar disponible en la web de la Cineteca Nacional de Chile, convirtiéndose en una herramienta fundamental para que investigadores, académicos, estudiantes y público interesado, puedan acceder a la existencia de estos materiales.

El acervo estará disponible a partir del 27 de noviembre aquí: www.cclm.cl/catalogo_acervo/acervo-cineteca-nacional/

JORGE MÜLLER Y CARMEN BUENO

El 29 de noviembre de 1974, los cineastas Jorge Müller y Carmen Bueno fueron detenidos en la esquina de las calles Bilbao y Los Leones. La noche anterior habían participado de la premiere del filme A la sombra del sol (1974), dirigido por Pablo Perelman y Silvio Caiozzi, película en la que Carmen desempeñó el rol de continuista y Jorge el de camarógrafo. Carmen Bueno tenía 24 años y Jorge Müller 27. A pesar de su juventud, ambos ya comenzaban a construir carreras destacadas dentro del cine chileno.  

Carmen Bueno estudió teatro y cine en la Escuela de Artes de la Comunicación, de la Universidad Católica de Chile, y se desempeña como asistente de producción en el documental El primer año (1972), de Patricio Guzmán. En 1973, es una de las protagonistas de La tierra prometida (1973), de Miguel Littin, donde además trabaja como productora, cocinera y vestuarista. Tras el golpe de Estado, participa en el rodaje del documental Año santo chileno (1974), de Nieves Yankovic y Jorge di Lauro. Tras su detención, y según numerosos testimonios, Carmen permanece en el cuartel de Villa Grimaldi, para luego ser trasladada al campamento de prisioneros de Cuatro álamos, lugares donde sufre diversas torturas. El rastro de Carmen Bueno se pierde el 18 de diciembre de 1974.  

Jorge Müller se forma en la Escuela de Cine de la Universidad de Chile de Viña del Mar. En 1970 inicia su trabajo cinematográfico, con la co-rrealización de un documental sobre el trabajo y la lucha de los trabajadores del carbón, Crónica del salitre (1971), encabezado por Angelina Vásquez. Trabaja también en la realización de La tierra prometida, de Miguel Littin, y colabora con Raúl Ruiz en los filmes La expropiación y El realismo socialista, ambos de 1973. Pero donde demuestra su gran habilidad con la cámara al hombro, es en el rodaje de lo que posteriormente será la trilogía de La batalla de Chile, de Patricio Guzmán. También participa como camarógrafo en Año santo chileno, y luego parte al norte al rodaje de A la sombra del sol. Tras su detención es llevado a Villa Grimaldi donde es torturado y luego a Cuatro álamos, donde se pierde definitivamente su pista el 18 de diciembre de 1974.  

Diez años después de la noche de su detención, el 29 de noviembre de 1984, en la Parroquia Universitaria ubicada cerca de la esquina de las avenidas Pedro de Valdivia y Bilbao en Santiago, un grupo de amigos, cineastas y familiares, se reunieron a recordar a los cineastas. Ese mismo día, la Asociación Gremial de Profesionales y Técnicos Audiovisuales (APTA) declara el 29 de noviembre el día de los cineastas chilenos en la memoria de ambos. Es entonces, que año a año, se realizan actos de conmemoración que se fueron instalando como el Día del Cine Chileno

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí